1.1.12

Lo que sigue no es un resumen del año. Es sólo un zapping mental. (por Román Solsona)

Arrancó el año con el verano argentino y las olas y el viento sucundún sucundún en Japón y qué terremoto y esto se viene para acá y vamos a explotar todos y otros todos se indignan en España y nosotros quedamos Zapateros cuando nos deja María Elena Walsh y esto es el mundo del revés si la mitad de Buenos Aires da asco y Dios santo que bello atril con discursos de campaña que son de otra categoría y River que se va, se va, se va, se va un amor, y nos parece que el mundo termina cuando la Zarlo dice “Conmigo no, Barone, conmigo no” y yo te digo que es mentira que mataron a Bin Laden y puede ser, uno nunca sabe, si la Tota casi gobierna Santa Fe puede pasar cualquier cosa acá buen hombre, y qué lindo tipo resultó este Schoklender que iba a lo de Bonelli a que le diga Shonlender como si fuera un cantante Inglés que calienta a adolescentes y el debate del aborto en boga y el pescado sin vender de Duhalde y su promesa de asignación universal por dealer y el feminicidio que tiene prensa y el vocero tendría que ser Barreda y dónde están los que aplaudían al viejo y ahora lloran por Candela y pedimos más cárcel a los genocidas y ya que estamos pido menos cárcel a los pobres y qué calabozo lindo con un “Ángel” y un “Tigre” y Carrió… ¿y Carrió? Bueno, seguimos, seguimos buscando a Julio López y a Luciano y por donde andará María Cash y esto parece Gente que busca gente y para serle franco el que nada busca poco encuentra y Moya – No y las ganancias y cree que es Lula Da Silva y quedó como una polilla Alfonsinito y los spots que son más graciosos que su alianza y el que se casó fue el niño Mauri y ahora tuvo una gurisa y qué familia y cuánta gente entre la ceniza del volcán chileno y la educación de los chilenos que ya es ceniza y los estudiantes se levantan y los sientan a palazos y la paliza de Cristina con la mitad más cuatro y los cuatro gatos de la oposición que ya ni se oponen y la convención radical que terminó con puteadas y golpes y U.C.R. significaba Una Convención Ridícula y nadie se avivó y los que se avivaron son los inmobiliarios y martilleros y el precio de la tierra y el precio del agua y el precio de la luz y mirá que sacan los subsidios y al final el subsidio nos gusta a todos y no sólo a los negritos y nos pusimos blancos con la enfermedad de Cristina y ya no les da ni para escribir “viva el cáncer” y el año que se fue y quién sabe en el 2012 y los presagios Mayas y todos en maya y otra vez el verano y el precio del combustible y las colas en los peajes y cuánto sale comer y así hasta marzo y así hasta los primeros paros docentes y así hasta que Marcelo Bonelli abra un nuevo programa diciendo “Kitina Fenande de Kine”.
Feliz año ¿nuevo?.