Las escuelas se comunicarán con los padres de los alumnos que falten 5 días seguidos

La directora General de Cultura y Educación, Silvina Gvirtz, resolvió que las escuelas bonaerenses deberán comunicarse con los padres de los alumnos que no asistan a clases y si las faltas se repiten durante 5 días consecutivos, deberán acercarse al domicilio. 
 La idea de la medida es conocer el motivo de las inasistencias y prevenir la deserción escolar. 
La normativa fue dictada a partir de lo establecido por la Ley Provincial de Educación N° 13.688 y la Ley de Protección Integral del Niño y el Adolescente N° 13.298, en la que se pone énfasis en la “responsabilidad indelegable del Estado” en la defensa del interés superior de los alumnos, entre ellos al derecho a la educación. 

“Ningún alumno de la provincia debe ni puede quedar afuera del sistema educativo”, explicó Gvirtz y agregó que “tenemos que ir a buscarlos a la casa, si es necesario, porque esa es una de las maneras para que no abandonen la escuela”. 
Asimismo, explicaron que el primer paso es concientizar a padres y alumnos de la importancia de asistir a la escuela y generar una comunicación fluida para que los adultos responsables de los chicos informen a los docentes sobre las causas de las inasistencias. 
De esta manera, se busca identificar si la ausencia es por motivos de salud, problemáticas de índole familiar, judicial o social y recibir así el asesoramiento correspondiente por parte de la institución que corresponda. 
La Resolución N° 736 establece que: “Si un alumno inasistiere por un período superior a 48 horas, el responsable de la institución o quien este delegare, deberá establecer formas de comunicación formales e informales con el adulto a cargo del mismo a efectos de conocer las causales de la ausencia, tales como: llamados telefónicos al hogar, envío de notas o comunicaciones informales a través de familias vecinas, etc”. 
Por otra parte, cuando un alumno se ausenta por estar hospitalizado durante un período mayor a una semana se deberá tramitar con el inspector de Educación Especial la posibilidad de que el menor sea asistido por un maestro domiciliario u hospitalario. En caso de que el lapso sea menor, los docentes deberán elaborar las tareas para que el estudiante reciba educación a distancia y no pierda horas de aprendizaje.

Comentarios

Andrea ha dicho que…
Esta es una excelente medida,ojalá que no sea como siempre que todo queda en palabras.En todos los ámbitos los menores son responsabilidad de los padres,pero cuando esto no se cumple,el Estado tiene que intervenir. Quiero advertir sobre la situación de unos niños que los domingos están pidiendo en los semáforos de Mitre y Bozzano, incentivados por una también menor, pero un poco más grande, que bajan a la calle, entre los autos, arriesgando su integridad.Y por favor, no vengan con el discurso de que los padres tiene la potestad sobre los hijos. Los niños tienen derechos y hay que hacerlos cumplir.
Anónimo ha dicho que…
El gobierno sabe que los padres una vez que la escuela les firma la libreta y cobran el plan por los hijos no los mandan más, que habiliten un teléfono donde se pueda llamar por los niños ausentes y que les corten el chorro de plata a esos papás y van a ver como los mandan a la escuela