Las escuelas se comunicarán con los padres de los alumnos que falten 5 días seguidos

La directora General de Cultura y Educación, Silvina Gvirtz, resolvió que las escuelas bonaerenses deberán comunicarse con los padres de los alumnos que no asistan a clases y si las faltas se repiten durante 5 días consecutivos, deberán acercarse al domicilio. 
 La idea de la medida es conocer el motivo de las inasistencias y prevenir la deserción escolar. 
La normativa fue dictada a partir de lo establecido por la Ley Provincial de Educación N° 13.688 y la Ley de Protección Integral del Niño y el Adolescente N° 13.298, en la que se pone énfasis en la “responsabilidad indelegable del Estado” en la defensa del interés superior de los alumnos, entre ellos al derecho a la educación. 

“Ningún alumno de la provincia debe ni puede quedar afuera del sistema educativo”, explicó Gvirtz y agregó que “tenemos que ir a buscarlos a la casa, si es necesario, porque esa es una de las maneras para que no abandonen la escuela”. 
Asimismo, explicaron que el primer paso es concientizar a padres y alumnos de la importancia de asistir a la escuela y generar una comunicación fluida para que los adultos responsables de los chicos informen a los docentes sobre las causas de las inasistencias. 
De esta manera, se busca identificar si la ausencia es por motivos de salud, problemáticas de índole familiar, judicial o social y recibir así el asesoramiento correspondiente por parte de la institución que corresponda. 
La Resolución N° 736 establece que: “Si un alumno inasistiere por un período superior a 48 horas, el responsable de la institución o quien este delegare, deberá establecer formas de comunicación formales e informales con el adulto a cargo del mismo a efectos de conocer las causales de la ausencia, tales como: llamados telefónicos al hogar, envío de notas o comunicaciones informales a través de familias vecinas, etc”. 
Por otra parte, cuando un alumno se ausenta por estar hospitalizado durante un período mayor a una semana se deberá tramitar con el inspector de Educación Especial la posibilidad de que el menor sea asistido por un maestro domiciliario u hospitalario. En caso de que el lapso sea menor, los docentes deberán elaborar las tareas para que el estudiante reciba educación a distancia y no pierda horas de aprendizaje.