Denuncia y pedido de perimetral por los hechos en la parroquia San Roque (Video)


Representantes de la comunidad de la parroquia San Roque presentaron una denuncia en la Comisaría local, tras los hechos ocurridos en las primeras horas de esta tarde, cuando se hicieron presentes familiares de ex alumnos del Jardín Belén que denunciaron que sus hijos fueron abusados en ese establecimiento.  

"Ahora tienen un pedido de perimetral y el templo va a ser custodiado" informaron a "Noticias San Pedro" integrantes de esa feligresía. 

La denuncia fue formulada por el padre Sebastián Zagari, quien luego fue asistido en el Hospital por una descompensación. Hasta el momento, la UFI 7 está tratando de determinar la comisión de delitos. 

Con la intención de dar a conocer su versión de los hechos, una de las personas que estaba presente indicó que "había un encuentro de curas encabezado por el Obispo, y estaban los tres sacerdotes de San Pedro, así que en total eran 15, que rezaron y hablaron de la palabra". 

Posteriormente, planteó la posición de quienes estaban en la reunión con relación a los episodios que se ven en el video publicado en las redes sociales por una de las madres: "Salimos de la cocina a atender, porque tocaron el timbre, y veo una chica rubia filmando, bien sobre la puerta. Ahí le digo que no tiene nada que hacer. Le decía de todo al padre Sebastián, aumenta la tensión, vienen los otros curas, ella forcejea para entrar y con el portón golpea al padre Sebastián, que luego tuvo que ser atendido. Fui a la cocina para llamar a la policía y veo que ella entra y con el celular empieza a filmar a todos, uno por uno. Ella violentó el ingreso a una reunión privada, que no era en el templo, sino en un sector contiguo. Empezó a filmar a todos los curas y a nosotras, y nos dice que somos los violadores de su hija. Ninguno de los que estábamos ahí violamos a nadie. Si tiene que ir a reclamar, que lo haga en la Justicia, que increpe al Juez". 


A continuación, la situación derivó en una intervención policial: "Violó la propiedad privada, filmó sin autorización, es un atropello y un avasallamiento. Me voy a la cocina, llamo a la policía, vienen tres patrulleros. Los saca la policía de adentro. Se quedaron en el patio, la policía nos pidió que hagamos la denuncia. La policía nos escoltó hasta que llegamos a la Comisaría. Hoy tienen 17 denuncias con pedido de perimetral. El padre Sebastián fue atendido por el médico porque se descompensó, estaba mal, por una situación horrible en la que violaron la propiedad privada. Ahora tienen pedido de perimetral y se custodia la iglesia, porque no nos garantiza el derecho de ir a una misa tranquilos".