Medalla de oro para sampedrinos en las Olimpíadas Nacionales de Geografía

 
Un equipo conformado por dos estudiantes de secundario y tres docentes de la Escuela Normal, obtuvieron el primer premio en las Olimpíadas Nacionales de Geografía cuya etapa final se disputó la semana pasada.
Los estudiantes Elian Álvarez Boaglio y Lara Giroldi, de 4to y 5to año ganaron la medalla de oro en las Olimpíadas Nacionales de Geografía, y recibieron el premio el viernes pasado en la Universidad Nacional del Litoral.
Obtuvieron el puntaje más alto que se haya otorgado: 98 puntos.

El trabajo fue encabezado por la profesora de Geografía Natalia Orduña y la profesora de Historia, Natalia Juárez. Participaron también de la investigación el Prof. de Geografía Luciano Casagrande, y la Prof. de Historia María Laura Giglio.
Durante la etapa nacional, los alumnos expusieron su trabajo "El pago: entre la resistencia y el olvido", una investigación sobre las transformaciones productivas en el espacio rural de San Pedro, específicamente en Río Tala, a partir de 1990 y su impacto en la evolución diferencial de la población rural agrupada y la población rural dispersa.
Los estudiantes expusieron con excelencia durante 15 minutos ante un cuerpo de jurado conformado por doctores en Geografía.
"A través de datos del INTA, El INDEC, la CONAE y trabajo de campo se pudo comprobar que Río Tala crece a través del tiempo, y crece por actividades de carácter intensivo: por  viveros, fruticultura y horticultura, principalmente batata. Este crecimiento se concentra entre la ruta 9, la ruta 191 y 1001. En cambio desde la ruta 9 hacia el partido de Capitán Sarmiento se observa a través de imágenes satelitales un decrecimiento de la población rural dispersa producto de la lógica de sojización", explicó a este medio Luciano Casagrande.
"Es decir que hay una población que migra hacia Río Tala, principalmente de provincias  del Litoral, -Entre Ríos, Corrientes-, y también del Norte, y migra por las actividades intensivas que los rodean", aclaró el docente. "A través de censos, de trabajos en el INTA, se demostró que desde la década del 90 se perdieron 16 mil hectáreas de montes frutales y se perdieron un millón de jornales  de trabajo, según datos de Caproem", detalló.
Quedó explicitado, así, que existe una actividad intensiva que genera migración de población y que provocó un crecimiento de la población rural agrupada. En tanto, la población dispersa fue desapareciendo y queda evidenciado en las taperas que se encuentran habitualmente en la zona rural.
"Esa población dispersa se concentra a lo largo dela ruta 9, con los kioscos regionales, pero campo abierto van desapareciendo", aclaró Casagrande.
La imagen satelital (del INTA) procesada por los investigadores y que forma parte del trabajo, comprueba este fenónemo espacio temporal en donde puede visuaizarse la población rural concentrada de Río Tala, y con diferentes tonalidades, los distintos usos del suelo.
Con un análisis profundo basado en lógicas cualitativas y cuantitativas, el equipo triunfó ante otros grupos que incluso contaban con horas institucionales (fuera del trabajo de clase) para realizar las investigaciones, y hasta articulaciones con universidades. Los sampedrinos lo hicieron a pulmón: destinando horas de clase y extraescolares, y con una intensa dedicación.