Baja presión de agua: "Bypass" en las cañerías para la provisión en los barrios y multas para quienes derrochan


La baja presión de agua en distintos sectores de la ciudad de San Pedro obligó a intensificar los trabajos que lleva adelante el personal de la Secretaría de Servicios Públicos. 

El titular del área, Ariel Álvarez, confirmó que buscan avanzar en la solución para que se retome el funcionamiento del tanque copa. 

"Se hizo una primera licitación, después un segundo llamado, pero los valores fueron muy altos y la idea fue contratar una cooperativa. El tema es que los números siguen siendo muy altos. Eso iba a salir por el Fondo de Obras Públicas Comunitarias, pero se está analizando nuevamente para ver si se pueden conseguir fondos de algún otro lado. Necesitamos solucionarlo lo antes posible. El Intendente está trabajando en la posibilidad de conseguir el dinero para solucionarlo" expresó el funcionario. 

Mientras tanto, se multiplica los "bypass" en la red para asegurar la provisión en los barrios más afectados. 

Al respecto, Álvarez planteó: "En estos veinte o treinta días atrás estuvimos trabjando de Avenida Sarmiento a Crucero General Belgrano y hemos mejorado varios lugares en donde no teníamos agua. Un ejemplo claro es la calle José Hernández, en donde no tenían ni siquiera un chorrito de agua, desde Caseros hasta Frers. Teníamos denuncia de vecinos y nos pusimos a trabajar para realizar distintos bypass en distintos sectores, trasladando agua de una cañería a otra para dar agua. Empezamos a trabajar con cuadrículas y tomando presión en distintos lugares. Estuvieron trabajando Horacio Ríos y profesionales, y fuimos regularizando esos lugares. Hoy esa calle tiene 500 gramos de presión, en donde no tenían nada".

En el mismo sentido, el funcionario planteó: "Lamentablemente es una necesidad que tenían. En barrio Nuestros Sueños también pasaba lo mismo. Tuvimos que tirar una cañería de Crucero General Belgrano hasta el barrio y llegamos hasta la fábrica papelera". 

El otro factor sobre el que están trabajando es el derroche en el uso domiciliario, en edificios, comercios e instituciones: "Casualmente, tuvimos un problema porque hace cuatro días venimos avisándole a un ciudadano que no arregla el flotante del tanque y sigue tirando agua que se derrama en la calle. Después de hablar reiteradas veces, le di orden al inspector para que lo notifique y se le aplique la multa. Es agua potable la que está tirando. De ahora en más vamos a aplicar esta medida".