Realizó una queja a un banco y le vaciaron la cuenta


Una gestión por un reclamo a una entidad bancaria terminó con una estafa a través de transferencias. 

La víctima, de 43 años, ingresó a la página web del banco, aportando sus datos personales para ser asesorado por la queja. 

A los pocos minutos recibió una llamada telefónica de un hombre que le pidió el número de token de su cuenta bancaria. 

Unos minutos después, perdió comunicación con el supuesto asesor, e inmediatamente su cuenta fue dado de baja. Posteriormente, constató que realizaron, antes del cierre, transferencias de dinero a otra cuenta.