Branto Ayala deberá pasar 48 años en prisión por el crimen de Lillo


Roberto Branto Ayala, a quien un jurado popular encontró culpable del homicidio del policía Nelson Lillo, recibió una condena por la que deberá pasar los próximos 48 años en prisión. 

La pena se aplicó en función de la calificación de "Homicidio agravado, robo calificado, portación ilegal de arma de guerra e intento de robo a mano armada". 

A la sanción impuesta se agregan los años que corresponden a los otros delitos por los que estaba imputado antes del homicidio y por los que purgaba condena antes de profugarse. 

La sentencia del Tribunal se dio a conocer este lunes, al tiempo que se resolvió el traslado a una cárcel de máxima seguridad. 

La condena es superior incluso a la solicitada por los Fiscales Marcelo Manso y Hernán Granda y la familia de Lillo, representada por la abogada Marisa López Bravo.