Piden analizar una resolución para situaciones de violencia en las escuelas


El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) reclamó hoy a la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) "la urgente convocatoria a la Comisión Interministerial Provincial para analizar y resolver las manifestaciones del conflicto social en las instituciones educativas públicas ante los reiterados conflictos y situaciones de violencia".

Un comunicado del espacio gremial -que integran los sindicatos AMET, Sadop, FEB, Suteba y Udocba- demandó también la conformación de las Intersectoriales Distritales para intervenir de manera integral en el territorio ante "esas situaciones complejas" y que "la Resolución 2.672/15 de Resguardo y Reparación" sea un acuerdo paritario provincial.

El Frente solicitó una reunión para solucionar "las demoras existentes en los trámites jubilatorios, las resoluciones pendientes de titularización, los cobros adeudados, los problemas en la carga de licencias y la efectivización de las suplencias de corta duración", y otro encuentro con las autoridades laborales para analizar los temas de las comisiones técnicas, la paritaria, la salud, las condiciones de trabajo y las relaciones colectivas.

El FUDB reclamó el inicio de la paritaria para el último trimestre del año y la correspondiente revisión a octubre próximo, el convenio colectivo de trabajo y la efectivización de la firma del acuerdo convencional por licencias parentales.

En otro orden, los gremios aseguraron que "los mismos que cerraron escuelas hoy pretenden hacer lo propio con los institutos superiores de formación docente", y repudiaron en ese sentido las expresiones de exfuncionarios, que integran "la sistemática campaña de desprestigio de la educación pública que desarrollan permanentemente".

El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) reclamó hoy a la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) "la urgente convocatoria a la Comisión Interministerial Provincial para analizar y resolver las manifestaciones del conflicto social en las instituciones educativas públicas ante los reiterados conflictos y situaciones de violencia".

"Se trata de los mismos que durante el gobierno de Mauricio Macri a nivel nacional y de María Eugenia Vidal en la provincia recortaron presupuestos educativos, actuaron con desidia y abandonaron los edificios escolares y cerraron escuelas y, ahora, pretenden hacer lo propio con los institutos superiores de formación docente, en una nueva ofensiva contra el derecho a la educación y de los trabajadores" de la actividad, aseguraron.

Para el FUDB, esa iniciativa política es "un nuevo intento de avanzar con la privatización del nivel educativo superior, lo que es acompañado por un discurso hostil hacia las organizaciones sindicales docentes y sus dirigentes", concluyeron los sindicatos.