El régimen simplificado de ingresos brutos cumple un año: cómo acceder


El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Cristian Girard, recordó hoy que se cumplió año de la implementación del régimen de Ingresos Brutos Simplificado, por el cual un total de 652.000 monotributistas bonaerenses dejaron de sufrir retenciones y percepciones por $1.022 millones.

Este sistema implementado por la Agencia de Recaudación permite pagar de forma unificada el Monotributo nacional e Ingresos Brutos provincial, lo que supone menos trámites, una disminución de carga administrativa y mayor agilidad a la hora de cumplir con los impuestos.

Quienes adhieren a Ingresos Brutos Simplificado también quedan fuera de los regímenes de retenciones y percepciones, evitando el pago de anticipos, y ya no están obligados a presentar declaraciones juradas ante ARBA.

Respecto de la reducción de trámites, según un relevamiento de la Agencia de Recaudación, la implementación de Ingresos Brutos Simplificado evitó al conjunto de contribuyentes que adhirió al sistema tener que presentar, en total, más de 5,7 millones de declaraciones juradas durante los últimos 12 meses.

El nuevo sistema de Ingresos Brutos, que comenzó en agosto del año pasado, permite pagar en una sola cuota fija mensual tanto lo correspondiente al Monotributo como a Ingresos Brutos, y el importe de esa cuota unificada depende de la categoría de Monotributo de cada contribuyente.

A la vez, las y los contribuyentes que se suman a la iniciativa dejan de efectuar pagos anticipados de Ingresos Brutos, y ya no tienen la obligación de presentar declaraciones juradas ante ARBA.

Quienes revisten como nuevas o nuevos contribuyentes, dado que inician o ya iniciaron su actividad económica este año, reciben una exención por el pago de Ingresos Brutos durante 12 meses.

El régimen de Ingresos Brutos Simplificado alcanza a contribuyentes locales, es decir, con actividad económica únicamente dentro del territorio bonaerense; por ende, no se extiende a quienes tributan en el marco del Convenio Multilateral, que registran actividad en más de una jurisdicción.

La flexibilidad es otra ventaja de esta nueva modalidad de Ingresos Brutos, ya que quienes adhieren tienen la posibilidad de salir del sistema y optar por el Régimen General, en caso de que lo estimen conveniente.