Nocturnidad: Piden apoyo policial y controlarán la venta de alcohol y los pancheros


La sucesión de incidentes registrados en los últimos fines de semana en el horario de salida de los locales nocturnos, aceleró la aplicación de una serie de medidas por parte de la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de San Pedro. 

Diego Solanas, titular del área, recordó en declaraciones a "Equipo de Radio" que se reunió con los dueños de los boliches hace tres semanas, cuando asumió en el cargo. "Los bolicheros empezaron a trabajar como lo estábamos pidiendo. Pero una vez que la gente sale ya es un problema nuestro. No está hoy el problema dentro de los locales" remarcó el funcionario.

En relación a las peleas en la zona de la ex Peatonal del Centenario y otros sectores céntricos, la Secretaría analiza diversas opciones. "Por un lado tenemos los locales de ventas de papas fritas, los pancheros y una panadería que están abiertas en ese horario. Entonces los chicos se juntan en esos lugares y lo que tendría que ser una salida rápida y desconcentración masiva es todo lo contrario. Se juntan los que vienen de Pellegrini y los que vienen de Balcarce. Estamos viendo cómo evitar esa situación". 

Otros puntos de concentración del "after" son el nuevo boulevard en la zona del mástil y la plazoleta Fray Cayetano Rodríguez. 

Una de las alternativas es escalonar los horarios de cierre de los locales nocturnos.  

Pero al mismo tiempo, se intensificarán los controles en la vía pública: "Con el intendente Ramón Salazar tenemos una reunión con el Superintendente de la Región Norte II de la policía y queremos pedirle que nos acompañen fuerzas especiales durante los fines de semana".

Otra de las problemáticas recurrentes es la situación de los adolescentes: "Los menores van a seguir saliendo, a un boliche, a una plaza o a una fiesta en la ruta, hay que sincerarnos en este sentido. Prefiero que estén en los boliches. Los menores salen porque los padres los dejan salir. No se escapan, salen con un consentimiento de los padres. Entonces...¿qué hacemos? ¿los llevamos a la comisaría? no tiene sentido. Si están, es preferible que estén seguros, con gente profesional trabajando. Hay bolicheros que son profesionales, que viven de esto, y es preferible que estén ahí y no dando vueltas por la ciudad". 

Solana también hizo hincapié en la necesidad de que se cumplan las normas 

Lo otro que vamos a hacer es controlar de manera estricta la venta de alcohol en las horas previas al ingreso. "Aún en los locales habilitados para hacerlo, solo pueden vender hasta las 21 horas. Hay locales que trabajan hasta muy tarde y se consigue más barato que en un boliche, por eso muchos chicos".