"Cuando adquirimos la clínica, nos dijeron que PAMI funcionaba, y no era así"


Alejandro Otero, integrante del nuevo directorio de la Clínica San Pedro, habló sobre la deuda con los empleados, el vínculo con los anteriores dueños y la relación con el PAMI. 

En declaraciones a La Radio 92.3, confirmó que asumió como nuevo encargado hace unas dos semanas, ante la renuncia de Nelson Suárez. 

Otero dio detalles, en la nota realizada en "Mitades", sobre los resultados de la reunión con las autoridades municipales: "Ellos nos plantearon que estaban interesados en que la clínica volviera a funcionar. La idea nuestra es ponerla en funcionamiento cuanto antes. Tuvimos un buen recimiento de las autoridades. Nos apoyaron, incluso nos facilitaron la posibilidad de hacer publicaciones en la página oficial de la Municipalidad porque tenemos el problema de que no podemos conseguir médicos y bioquímicos. Nos ofrecieron contar con el apoyo de la Municipalidad". 

El objetivo, remarcó, es "tratar de abrir": "Pero venimos con un problema de los salarios porque la clínica tenía una gran cantidad de deudas y queríamos ponernos al corriente con los sueldos. La semana pasada nos ingresó un embargo judicial por el pedido de un empleado que había renunciado. Nos embargaron las cuentas del Francés, del Nación y del Provincia. En la del Francés teníamos la plata para pagar los sueldos. 

Aparentemente esto entró antes de que nosotros asumiéramos. Nunca nos dijeron que estaba esto, porque si no lo hubiéramos tratado de solucionar antes. Habíamos empezado incluso a pagar los bonos de Sanidad, que son de 4 mil pesos. En un momento nos llama el administrador y nos dice que no podía entrar más al sistema. Al ir al banco nos encontramos con este problema. Le encargamos a la Dra. Frisch y la gente del Juzgado le pidió que enviara el pedido de levantamiento. El jueves tuvimos una reunión con los empleados de la clínica, y ellos también se ofrecieron a confeccionar una nota para dirigir al Juzgado para que no se embargue la cuenta sueldo para pagar a los empleados. Ya la enviamos al Juzgado y esperaremos al lunes para ver qué respuesta nos da". 

Hasta el momento, no hay certezas sobre quiénes serán los profesionales que se hagan cargo de la atención: "Vinieron unos traumatólogos que estaban trabajando la semana pasada. Pero no había equipamiento. Se mandaron a reparar los equipos de rayos, que se colocarían la semana que viene. Con respecto al laboratorio, nos encontramos con que está destruida una cañería que está por arriba del laboratorio y empezamos a repararla". 

Uno de los motivos de conflicto con los empleados fue la actitud de Nelson Suárez, el anterior encargado: "El motivo por el que renunció Nelson Suárez es que prometió mucho y no nos comunicó al resto de la sociedad. Nos dimos cuenta de que esto se demoraba cada día más. Los empleados nos pedían que cambiáramos a Suárez, hicimos reuniones con ellos, a los que les mostré la documentación, las actas que se hicieron nuevas para mandar a la ICJ y entendieron que estábamos tratando de cambiar". 

A pesar de que el grupo se presentó como inversor, parte de los arreglos los están haciendo los empleados: "En uno de esos encuentros se ofrecieron a pintar, un muchacho empezó a hacer arreglos de electricidad..." 

El directivo también habló sobre la relación con el PAMI: "Nosotros cuando adquirimos la sociedad nos dijeron que PAMI funcionaba, que estaba todo en regla y que no había problemas. A los diez o quince días nos llaman de PAMI en donde nos informaban que tenían una carta documento de la Dra. Tomasiello diciendo que cerraban la clínica y dejaban la cápita de PAMI. Algo de lo que nosotros no sabíamos nada. Tratamos de solucionar por otros medios y fuimos a PAMI a Chivilcoy. Nos dijeron que no está todavía cancelada la cápita, pero que si no apurábamos se caía. La única que queda es hacer la denuncia penal por la carta documento que mandó la Dra. Tomasiello más la nueva acta constitutiva del directorio. Así lo hicimos, y ahora elevamos todo a PAMI, hicimos un expediente en Chivilcoy. Nos dijeron que había una liquidación, que consta como liquidación normal, y entonces tenemos una puerta abierta para poder recuperar las cápitas". 

En paralelo con el trámite administrativo, tramita en la UFI 5 una denuncia penal en relación a la acción desarrollada por la Dra. Tomasiello.