Murieron los dos trasladados de la clínica al Hospital: el testimonio de la hija de una de las víctimas


Los dos pacientes que estaban internados en la terapia intensiva de la Clínica San Pedro y fueron derivados al Hospital, fallecieron horas después. 

Alejandra, hija de Amalio Jesús Sarco, de 66 años, pastor de la Iglesia Profética que fue una de las víctimas, relató lo sucedido desde el momento en que debió ser asistido por primera vez, durante el fin de semana: "Mi papá se fue en auto, quedó internado porque tenía la saturación muy baja. De ahí, sabiendo que era de PAMI y el problema que había en Clínica San Pedro, lo derivaron a la clínica. Ayer hizo un mes que salí de estar internada de Covid positivo y a mi también me derivaron a la clínica San Pedro al sector del hospital. A nosotros nos dijeron que iba por PAMI pero a Clínica San Pedro, y le pedimos que lo pasaran al sector hospitalario, pero nos dijeron que ellos podían atenderlo, que estaba bien, y que por el momento no se podía hacer un traslado". 

Ayer, al tomar conocimiento de la situación de la clínica, se contactaron con la médica que tenía a su cargo la situación de su padre. "La cuestión es que ayer cuando la doctora nos da el parte médico, nos dijo que no estaba intubado, sino con una cámara de oxígeno. Nos dijeron que si seguía bien no lo iban a intubar porque estaba lúcido. Por el problema que hubo ayer le preguntamos a la doctora Alejandra Montenegro y nos aseguró que los pacientes quedaban ahí, que no iban a ser trasladados. Pero al rato nos mandan un mensaje diciendo que lo iban a trasladar y que dijéramos dónde iba si al Hospital o al Sanatorio Coopser". Hasta ese momento, no podían imaginar el descenlace: "Nos dijeron que estaba mucho mejor que el día anterior y podía soportar un traslado. No fue así, mi papá llegó muy descompensado al Hospital, le agarró un paro cuando lo trasladaron. No sé cómo fue. Mi papá llegó con los pulmones muy dañados y cuando le agarró el otro paro no lo pudieron sacar". 

Devastada tras la pérdida, Alejandra señaló: "Ellos hoy cerraron la clínica, conseguirán un trabajo nuevo pero a mi papá no lo voy a recuperar más. Les dijimos si podía soportarlo pero llegó al Hospital y nos mandaron un mensaje diciendo si alguien podía verlo antes de intubarlo porque estaba muy mal, que había colaborado un montón, pero no pudo salir. Hoy yo me entero también que la otra persona que estaba internada (Domingo Ferreyra, de 67 años) y fue derivada también falleció, porque cuando mi familia fue a hacer los trámites se encontró con los parientes de esa persona".