Salazar habló sobre la situación de los empleados investigados por un asalto


El Intendente Cecilio Salazar expresó su sorpresa por la situación en la que se encuentran empleados municipales que están siendo investigados por la Justicia por su presunta participación en el asalto a la familia Oneto, en Pueblo Doyle. 

"A algunos de ellos los conozco hace muchos años. Se que son buenas personas, pero nunca se sabe..., por eso hay que dejar esto en manos de la Justicia" expresó el mandatario comunal. 

Salazar sostuvo "hay gente que cree que el Intendente es culpable de cada una de las cosas que hacen los empleados, pero si son culpables, lo determinará la Justicia". 

De todos modos, reconoció que el hecho lo tomó por sorpresa: "Me sorprendió que puedan estar involucrados, porque los conozco hace mucho tiempo, me parece rarísimo, pero hay que dejar actuar a la Justicia. Con uno de ellos de ellos hablé, y me dijo que no tenía nada que ver, que estaba sorprendido, y no sabía porqué. Que estiman que todo surgió porque fueron a pescar varios de ellos, hace unos días, y los relacionaron con uno de los sospechosos de Santa Lucía por una foto". 

Consultado sobre las acciones que podrían llevarse adelante, aclaró: "Nosotros no podemos despedir a nadie, bajo ningún punto de vista, ni iniciar sumario, hasta que la Justicia determine si son culpables o inocentes".