Amplían la protesta en la distribuidora a la espera de otra audiencia


Trabajadores camioneros de otras empresas de la zona concentran en proximidades de Bonorino 180, sede de la Distribuidora Rey. 

El Sindicato de Choferes que lidera en la zona Maximiliano Cabaleyro lleva adelante un paro de actividades en reclamo de mejoras laborales, en un conflicto que se judicializó a partir de la denuncia por extorsión formulada por los empresarios. 

"Distintos trabajadores han adherido y se han movilizado para solidarizarse con los empleados de Rey, espontáneamente" expresó Cabaleyro. 

"Hay camiones de Ashira, de la Quilmes y muchos más. El corte está desde Chazarreta hasta Cabral, también con camionetas. Para ir al trabajo tuve que dar toda la vuelta" señaló un vecino del lugar a "Equipo de Radio". 

A la espera de los resultados de una audiencia virtual programada para media mañana de este jueves, anoche se produjo un acercamiento entre los empresarios y Cabaleyro. La intención era plasmar ese principio de entendimiento de manera formal, para que se levante la protesta. 

En simultáneo, crece el enojo de los trabajadores por la intervención judicial. "Ayer la fiscal había dictado un desalojo de la medida, violando un derecho constitucional de los trabajadores. La empresa viene trabajando desde el día lunes. Los empleados que están en el Sindicato de Comercio pueden desarrollar su tarea normalmente. El desalojo llegó ayer a las 16 horas y la empresa estaba cerrada en ese momento, pero por decisión de los empresarios".