Sigue el desborde: intervienen en otros dos eventos con cientos de asistentes


A los operativos desarrollados durante la llegada del año nuevo, se sumaron en estas últimas horas nuevas denuncias por fiestas clandestinas con cientos de personas presentes. 

Esta madrugada, la policía tomó intervención, a raíz de llamados de vecinos, en Caseros y Aníbal de Antón. 

Un evento no autorizado reunía en ese lugar a más de 200 personas, que estaban quebrantando el distanciamiento social. Su organizador, un hombre de 29 años, fue trasladado a la Comisaría y quedó a disposición del Juzgado Federal 2 de San Nicolás, por violación del artículo 205 del Código Procesal Penal. 

Por su parte, en Almafuerte y Pavón efectivos de la Comisaría local identificaron a cientos de personas que participaban de una reunión con música y consumo de bebidas alcohólicas. En este caso, quien la organizaba era un joven de 25 años, que también fue trasladado a la dependencia para ser notificado de la formación de la causa. 

En las 24 horas precedentes se había tomado conocimiento de procedimientos similares en Gomendio 3280 y en Fray Cayetano Rodríguez y San Martín de Santa Lucía. 

Ante la repetición de hechos similares en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, el equipo de epidemiólogos que asesora al Gobernador Axel Kicillof recomendó la aplicación del toque de queda, con características similares a las instrumentadas en Europa. Por el momento, la medida no sería aplicada.