Polémica por un subsidio de más de 2 millones para un centro de salud


Un subsidio de 2,4 millones de pesos para la construcción de un centro de salud y contención social en el barrio Bajo Puerto generó una controversia entre el movimiento "La Dignidad" y el Consorcio de Gestión. 

"Juancho" Correa, referente en San Pedro de ese espacio social y político, publicó ayer en redes sociales que el Banco Interamericano de Desarrollo aprobó el proyecto presentado a través de la organización. 

"Parte del proyecto es para remodelaciones en el barrio y lo otro un lugar comunitario, destinado a salud y participación barrial. No hay ninguna sala de primeros auxilios en la parte de abajo. Nos pasa que tienen que bajar a la gente en la dársena del puerto, cargarlos y llevarlos al hospital. Presentamos un proyecto con el lugar que está abandonado hace tiempo que es donde estaba una arenera y hoy tiene un cartel que dice Unión Ferroviaria" precisó Correa. 

El proyecto, precisó, estuvo a cargo de Carlos Barrionuevo y Carola Rivero. 

Correa reconoció que no tienen a su cargo la tenencia de ese inmueble, y que no ha tenido respuestas hasta el momento de parte de las autoridades: "Hace dos meses nos llaman para confirmarlo, mandé whatsapp, intenté comunicarme con gente que está vinculada con el consorcio, con el Municipio, y nunca me contestaron. Estuve también con gente de Provincia hablando por este tema. Nos llaman ahora y nos dicen que en diez días estarían en condiciones de hacer el desembolso. Depende de que el lugar esté disponible, pero el lugar le pertenece a la Dirección de Puertos".

Consultado sobre el tema, el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de San Pedro, Eliseo Almada, aclaró que no tuvo contacto directo con el tema hasta la publicación de ayer en redes sociales: "Yo me entero de esto ayer por una publicación que me pasaron. No estaba enterado. Hace aproximadamente un mes este señor Correa hace contactó con un empleado, dejando un teléfono y pidiendo que me comunique porque es Correa. Pero el puerto tiene una dinámica en la que si no hay detalles, se priorizan los temas urgentes".

Además, cuestionó el mecanismo por el que se presentó el proyecto: "Si estaba pensando en trabajar en un centro de salud tienen que dirigirse a la Secretaría de Salud de la Municipalidad. Hice la consulta y no se presentó nada, ni siquiera se había comunicado. Me parece muy raro lo que se dijo. Si hay un proyecto, mínimamente hay que hablar con el dueño del terreno. Es todo muy confuso, y en realidad me parece que no es el proceder. Está pensando en un terreno sobre el que el puerto tiene proyectos de desarrollo. En ese lugar está pensada la reubicación de las areneras tras la inversión de Daniel Grobocopatel. La verdad que me parece muy poco serio salir a hablar públicamente de que nadie lo atendió cuando se largó a hacer un proyecto sin autorización del dueño del terreno".