Una vivienda destruida y un herido en la cabeza


Una vivienda quedó completamente destruida por un incendio, esta noche, en Liniers 2175, en un hecho presuntamente intencional. 

Al mismo tiempo, un joven de 23 años fue trasladado desde la misma zona, con una lesión en la cabeza, a la guardia del Hospital Subzonal "Dr. Emilio Ruffa". 

En primera instancia la propia víctima declaró que le dispararon y que la herida fue ocasionada por el roce de un balazo. Los médicos constataron una contusión que no pone en riesgo su vida, y la radiografía no constató lesiones graves.