Prefectura se refirió a los contagios en Ibicuy, que dispararon 16 casos en San Pedro

El contagio de coronavirus un efectivo de Prefectura que se desempeña en Ibicuy se transformó en el disparador del mayor foco en San Pedro. 
Tras la confirmación de que seis integrantes de su familia tenían COVID 19, el incumplimiento de la cuarentena por parte de su hermano derivó en al menos otros 10 contagios en Río Tala. Es decir: 16 de los 24 casos activos se originaron en Ibicuy. El número podría crecer en las próximas horas. 

En esa ciudad entrerriana, el modo en que inicialmente se contagiaron una veintena de prefecturianos también generó polémica. La versión de que fue en un asado con dirigentes políticos tras una inspección de la Prefectura de Zárate llegó al Concejo Deliberante de Ibicuy.
A comienzo de esta semana, los concejales de Juntos por el Cambio enviaron una nota a las autoridades de Prefectura en la que preguntan si se realizó “un asado o una comida” en el destacamento Ibicuy luego de la inspección de rutina habitual.
La nota estuvo dirigida puntualmente al Prefecto Principal Omar Stechina, Jefe de Prefectura Zárate, a quien piden información “en relación a lo ocurrido en nuestra localidad con personal a su cargo, que habría realizado un asado de camaradería y luego muchos de ellos contrajeron COVID-19”.
“Si bien, toda esta situación se encuentra bajo investigación desde el punto de vista epidemiológico, nosotros, en carácter de representantes de nuestra comunidad -que está atravesando una situación angustiante debido a los más de 30 casos positivos que se registraron sobre todo en la familia prefecturiana- tenemos y debemos dirigirnos a usted para que nos informe sobre acontecimientos puntuales -seguramente de su conocimiento- que podrían haber sido desencadenantes de los contagios de COVID-19 en Ibicuy”, habían manifestado los ediles.
En este sentido, el Jefe de la delegación Zárate, envió una nota en la cual les respondió a los concejales Sivina Schiavo, Alejandra Taborda y Ezequiel Maneiro, los concejales del bloque de Juntos por el Cambio.
Sobre el número de agentes en la auditoria de rutina se explicó que participó el “prefecto de Zona Delta junto al suscripto y una comisión de inspectores” y que “al arribo a esa ciudad y previo ingreso, personal sanitario local sometió a toda la comitiva a un estricto control en virtud de la Pandemia COVID-19”.
“La visita se inició con una entrevista al titular del destino, subprefecto Lucas Centurión, continuando con una recorrida por las distintas oficinas, medios fluviales y terrestres”.
Durante esa visita “se tomó conocimiento” que un ayudante de primera tenía “licencia médica” por un diagnóstico de “disnea respiratoria”, que luego de estudios complementarios por “presentar fiebre, tos y artralgia” se corroboraría por medio de un hisopado el caso de COVID positivo.
Según la respuesta “se compartió un almuerzo ordinario de trabajo donde la comisión se desdobló en áreas distantes a los efectos dar cumplimiento al distanciamiento social preventivo y obligatorio, sin que haya participado personal de la Institución en situación de retiro ni autoridades locales”.
El jefe de Zárate admitió que el 11 de junio “las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia de Entre Ríos, como parte del protocolo sanitario, ordenaron el inmediato aislamiento preventivo de toda la Prefectura Ibicuy, procediendo al testeo/hisopado de toda la dotación de esa dependencia, resultando varios casos positivos”.
“Es de señalar que a la fecha los integrantes de la comisión que participaron de la visita de Control de Gestión a la Prefectura Ibicuy el pasado 09 de junio en ninguno de los casos las personas presentan sintomatología compatible con el COVID-19”.
“Asimismo se deja constancia que en el marco de la pandemia decretada por la OMS, la Prefectura Naval Argentina ha tomado todos los recaudos pertinentes en materia sanitaria y de concientización tendientes a evitar la propagación del virus COVID-19”.

Con información de "El Entre Ríos" y "El Día"