Autorizaron excepciones a comercios, oficios, profesionales y hoteles

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires decidió autorizar el desarrollo de las actividades solicitadas por la Municipalidad de San Pedro como excepciones al aislamiento social, preventivo y obligatorio. 
La Jefatura de Gabinete de Ministros y los Ministerios de Salud y Ciencia y Tecnología no han objetado el requermiento enviado hace unos diez días, a pesar de que en la última semana se conoció el primer caso positivo de coronavirus en el distrito. 

La habilitación incluye a comercios con apertura controlada al público, profesiones liberales o independientes, oficios y construcción privada y alojamiento sólo para personas exceptuadas. 
De acuerdo al protocolo enviado, serán habilitados (ahora oficialmente) comercios minoristas como tiendas, librerías, venta de calzado, marroquinería, indumentaria, polirubros, accesorios, joyerías, regalerías, bazar, pinturerías, materiales eléctricos, electrodomésticos, celulares, maquinaria, insumos, herramientas, concesionarias de vehículos, etc. 
El horario autorizado será de lunes a viernes de 14 a 18hs, y sábados de 9 a 13hs, a fines de evitar la superposición con la circulación de personas durante la actividad bancaria. 
Asimismo, todo local comercial habilitado, de venta de servicios tales como gestoría o seguros tendrá como horario autorizado de lunes a viernes de 8 a 12.
La permanencia de personas dentro de estos locales comerciales sólo se permitirá si se utiliza barbijo o cubre nariz y boca, y en locales de hasta 100m2 deberá limitarse a 2 clientes en simultáneo. Cada 50m2 adicionales cumplidos se suma la permanencia de 1 persona. Como ejemplo, hasta 150m2 se permiten 3 personas, hasta 200m2 se permiten 4 personas.
También se autorizan las actividades de profesionales vinculadas con la salud humana (psicólogos, nutricionistas, terapistas u otros profesionales de la salud), así como otras profesiones de ejercicio independiente tales como ingeniería y asistencia técnica. 
Finalmente, quedarán legalmente habilitados los cuentapropistas que desempeñan oficios y llevan adelante construcción privada. Quedan incluídas obras privadas, albañiles, pintores, electricistas, plomeros, refrigeración. 
Finalmente, se habilitó el alojamiento en establecimientos hoteleros y de alojamiento, exclusivamente para personas exceptuadas del aislamiento obligatorio.