La esposa de Rodríguez es la primera en recibir el tratamiento francés

Alejandra, la esposa del Secretario de Hacienda Fabián Rodríguez, fue la primera persona con coronavirus en la Argentina en recibir el tratamiento del infectólogo francés Didier Raoult.
La mujer de 53 años está internada en el Hospital Posadas de El Palomar.
La terapia, habilitada y monitoreada por por la Organización Mundial de la Salud, se ha mostrado "eficaz" para combatir el COVID 19, de acuerdo al profesional galo.
Una nota de Vanesa López en el diario Clarín da cuenta de que Alejandra es "la paciente número uno en recibir hidroxicloroquina".

La mujer permanece en el Posadas desde el 7 de marzo, con muchas “idas y venidas” en cuanto a su recuperación. Es una paciente diabética. El miércoles se le dejó de hacer diálisis y actualmente se mantiene estable.
Le administraron hidroxicloroquina al comienzo de su tratamiento y el Posadas está trabajando con el "Comité de docencia" para seguir el caso. Todavía no hay resultados ni evaluaciones de qué efecto tuvo la droga.
Rodríguez, quien también se infectó en el viaje que ambos realizaron con su hija a Italia y España, recibió el alta esta semana.
"Entiendo que ese es el tratamiento, pero que ya lo aplicaron", dice en referencia a la hidroxicloroquina. "Ella ingresó (al Posadas) el 7 de marzo. Hoy (viernes) ya le sacaron las drogas, incluso las sedantes, sigue con respirador, y es cuestión de horas que despierte", contó Rodríguez a Clarín.
Respecto a la terapia de la que habla el mundo entero, el funcionario comentó: "Ella misma dio el consentimiento. Sabíamos que no había nada comprobado, apoyamos la sugerencia de los médicos".
Y expresa su agradecimiento "al equipo médico de terapia del Posadas", a quienes define como "referentes nacionales en epidemiología".
Por su parte, Rodríguez estuvo internado durante quince días en el Hospital Houssay de Vicente López, tras dar positivo en el test que le efectuaron al presentar síntomas. El miércoles fue dado de alta y ahora está en su casa.
En base a su experiencia, el mensaje que el funcionario desea transmitirle a la sociedad es "que no crean que es una simple gripe".
"Hay mucha gente que no sabe que tiene diabetes, y ese es un grupo de riesgo. Yo atravesé la neumonía y no fue nada fácil, esperando día a día que no tenga que pasar a un respirador artificial y entrar en coma farmacológico. No hay que dar un milímetro de ventaja, hay que protegerse en todo momento", recomienda.
El jueves, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, dijo que Argentina es uno de los diez países elegidos para probar varias drogas contra el coronavirus. Entre ellas, mencionó la propuesta por el infectólogo francés.
"La hidroxicloroquina es un viejísimo antipalúdico que se usa contra la malaria, contra algunas patologías como el lupus, que tiene capacidad antiinflamatoria. Es una antigua droga que, se dice, tendría algún efecto positivo. Algunos lo dicen con más énfasis, otros no. No puedo hacer un juicio de valor. Pero no podemos dejar de probar nada", remarcó el ministro en diálogo con la señal de noticias TN.
Agregó González García que la Argentina fue uno de los diez países del mundo elegido por la Organización Mundial de la Salud para un ensayo clínico universal junto a Noruega, Canadá, Francia, Tailandia, entre otros. "Somos diez países que vamos a probar alternativas de terapias de tratamiento", señaló el titular de Salud de la Nación.

El tratamiento
El infectólogo francés Didier Raoult asegura que encontró el modo de derrotar al coronavirus en un fármaco que se utiliza desde hace décadas para tratar la malaria. El Gobierno de Francia autorizó los ensayos clínicos en varios hospitales de ese país.

“A partir de que nosotros hemos mostrado que el tratamiento es eficaz, yo encuentro inmoral no administrarlo. Es así de simple”, aseguró Raoult, director del Instituto Mediterráneo de Infecciones en Marsella y una eminencia mundial en enfermedades transmisibles.
El tratamiento es una combinación del antipalúdico hidroxicloroquina con el antibiótico azitromicina. La hidroxicloroquina es un derivado de la cloroquina, uno de los tratamientos que ya se está utilizando en Argentina.
Este antipalúdico es barato y se usa desde 1944 contra la malaria, un parásito transmitido por un mosquito. Se conoce bajo varios nombres comerciales según los países y fabricantes, como Nivaquine y Resochin.
Tiene varios efectos secundarios: náuseas, vómitos, erupciones cutáneas, y problemas oftalmológicos, cardíacos y neurológicos, por lo que los médicos desaconsejan tomarlo sin receta previa, ya que una sobredosis puede resultar peligrosa.
Coronavirus: Francia autorizó el tratamiento en base a cloroquina del infectólogo Didier Raoult
Tanto la cloroquina como la hidroxicloroquina, que se utiliza para las enfermedades articulares de origen inflamatorio “tienen un margen terapéutico estrecho, es decir, que la dosis eficaz y la dosis tóxica son relativamente rayanas", advirtió la Sociedad Francesa de Farmacia, según cita la agencia AFP.
Varios laboratorios que fabrican medicamentos a base de cloroquina anunciaron donaciones a las autoridades sanitarias de varios países y/o el aumento o reanudación de su producción.