La familia del joven muerto sostiene que estaba desarmado

Ariel, pareja de la madre de Angel Gabriel Luna, el joven de 26 años que murió tras recibir el disparo efectuado por un efectivo policial esta madrugada, en Alvarado al 1300, sostuvo hoy que no tenía ningún arma en su poder, y que solo disparó la policía. 
"A la madrugada tuvo una pelea con otros muchachos con amigos y compañeros del barrio, tuvieron corridas con palos con piedras, y como se agregó en la casa, hay criaturas acá" indicó. 

"Empezamos a recibir piedrazos en la casa, incluso con un pedazo de hormigón de cemento. Llamé a la policía para calmar las cosas. En ese interín Angel se esconde, la policía lo corre, se escucharon los escopetazos y no supimos más nada hasta hoy a la mañana cuando supimos que estaba tirado en el terreno de al lado" explicó Ariel.
"No hubo ninguna balacera. Nosotros tratábamos de calmarlo porque estaba alcoholizado, pero Angel no estaba armado, lo puedo asegurar, nunca usó armas, siempre tuvo amenazas verbales" explicó el hombre. 
La familia confirmó que el cuerpo aún está en el terreno lindero. "El balazo le pegó en el pecho y le paró en el corazón" agregó. El disparo se habría efectuado a corta distancia, con postas de goma. 
Además, sostuvo que personal policial ingresó al patio de la vivienda para retirar los cartuchos que quedaron.