Hermanos heridos en un incendio esperan por su derivación

Diego y Agustín Iglesias, los jóvenes hermanos que ayer sufrieron graves quemaduras al tomar fuego una garrafa en una panadería, serán trasladados a un centro de mayor complejidad.
El incendio se produjo en el comercio ubicado en Manuel Iglesias al 2100.
La derivación fue solicitada por las autoridades hospitalarias, aunque se aguarda por el resultado de las gestiones.

El Dr. José Herbas, titular de la guardia del Hospital, relató a La Radio 92.3, confirmó que Agustín, de 20 años, "sufrió quemaduras en rostro, ambos brazos, ambas piernas y el tórax". El joven "tiene 65 % de superficie quemada, tipo AB, intermedia. Son muy dolorosas, y provocan la pérdida de mucho líquido por la piel. Por otro lado, tenía quemado el rostro. Habitualmente lo que pasa es que se inflama la vía aérea, fundamentalmente la glotis. Por eso se lo intubó".
Herbas reconoció que "es un paciente que está grave, y en este momento está en la unidad de terapia, sedado y con respiración artificial".
Su hermano, de 21 años, "tiene comprometida la cara brazos, piernas y tórax, con el 40 % de superficie quemada con lesiones tipo AB". En este caso, se aguardó hasta último momento para disponer una intubación, y la evolución, en el sector de shock room, es favorable.
En ambos casos, se aguarda una respuesta a los pedidos de traslado.
"Ayer se pidió la derivación pero sabemos que en el sistema de emergencia sanitaria las cámas para quemados no son muchas. Más allá del esfuerzo de nuestros profesionales, lo ideal es que estén en el Instituto del Quemado" concluyó Herbas.