San Pedro fue sede del primer congreso cannábico internacional

Con la organización de "Cannabis Austral Consultancy", la primera consultora especializada en cannabis del país, San Pedro fue sede, los días jueves 12 y viernes 13, del primer congreso cannábico. 
Personalidades de nivel internacional de la industria del cannabis expusieron en busca de impulsar un marco regulatorio que permita desarrollar la industria en la Argentina. 
De acuerdo a datos planteados en el encuentro, el negocio global genera 50 mil millones de dólares al año.


Tres años después de la sanción de la Ley de Cananbis medicinal, un grupo de emprendedores liderado por María Laura Sandoval y Maximiliano Silgueira aseguran que nuestro país posee una “cultura agropecuaria” que podría permitir generación de empleo a través de la plantación de cáñamo, un negocio tan poderoso que podría reemplazar los usos que hoy le damos nada más ni nada menos que al petróleo.
El portal "Noticias Urbanas", que cubrió las actividades, consignó que Rachele Invernizzi, de Italia, propietaria de South Hemp y parte de EIHA (European Industrial Hemp Association) disertó sobre “Cáñamo en Europa, realidad e innovación”. La italiana y aseguró que “cuando hablas de cáñamo todos piensan en el porrito”, si bien la industria produce desde productos medicinales hasta alimentos y vestimenta. 
Información y fotos Malena Montes (www.noticiasurbanas.com.ar)

En el mismo sentido, explicó que una  casa de cáñamo pesa cuatro veces menos que una de cemento y que una hectárea de cáñamo produce lo que cuatro de árboles en diez años.. 
Su sociedad se llama South Hemp y cuenta con 600 hectáreas divididas en el sur de Italia, si bien Invernizzi recomienda “empezar con una hectárea para ir conociendo las características especiales de la planta”.

Regulación
Cannabis Austral tuvo como uno de sus invitados a Nicolás Heller, Director de Business Development para Latinoamérica en Helix TCS, la empresa  líder de la provisión de servicios de infraestructura cannábica. 

Heller explicó que existen tres sectores claves que componen la Industria: el Gobierno, para cuidar la la sociedad en seguridad y salud, así como fomentar negocios y generar empleo; el sector de negocios, con el objetivo de desarrollar productos y servicios, generar dinero y contribuir con la sociedad; y, por último, la sociedad que quiere mejorar su bienestar, libertad de elegir, tener seguridad en lo que usa y/o consume.
Heller aseguró que “los procesos, los puntos de control y la tecnología serán claves para velar por una regulación exitosa”. En ese sentido, aportó un concepto que será clave para la industria del cáñamo: la trazabilidad.

La trazabilidad
Para dar una muestra de cómo podría funcionar la industria del cáñamo en Argentina, Heller explicó cómo lo hizo nuestro vecino uruguayo.
“Cada planta tiene un código desde que nace hasta que se vende. Si muchas plantas hacen un lote, tienen un nuevo código. Así siempre hay un  control de quién lo produjo. Se puede escanear un código de barra de la planta y sabes dónde nació”, relató.
Y agregó que “el gobierno mira la calidad y el trackeo del inventario” aunque “no el margen de ganancia”. Así, el trackeo de inventario sirve para constatar que los productores consignen en sus declaraciones juradas toda su cosecha. “Si falta algo, ¿dónde está? ¿los mandaste a destrucción? Si es así, debería aparecer también en el inventario. En algunos lugares de Estados Unidos, el Gobierno pide un video de muestra de esa destrucción”, detalló Heller.
“Mucha gente me pregunta cómo engañar al sistema, la verdad es que hay maneras de burlar, pero hay también muchas maneras de que el Estado sepa lo que estás haciendo”.
No obstante, el líder de Helix siempre hizo hincapié en la libertad individual del consumidor y su derecho de consumir lo que considere adecuado para su bienestar.
“El usuario es el que más quiere y necesita un consumo transparente y seguro, sabe que no tiene riesgo”, y concluyó:
“A la gente le gusta saber que aporta con sus impuestos a la salud y a la educación”.
Ingenieros, médicos y líderes en software en el Congreso Cannábico
La industria del cáñamo y el marco regulatorio en Argentina significa introducirse en un mercado mundial pero siempre cuidando nuestra industria nacional, para generar empleo digno y mejorar nuestra calidad de vida.
Guiados por ese objetivo, Cannabis Austral también contó con la participación  de Andrea Balice, de Italia, quien se refirió a la experiencia de “Alt3rlab: Cáñamo y economias circulares”. También asistió Rodin Aeschbach, de Suiza, de la empresa Pharmotech, quien patentó el uso de los cannabinoides como antibacterianos, y disertó sobre “Innovacion en uso de cannabinoides como antibacterial”.