30 trabajadores suspendidos de JS Textil: reuniones en el Ministerio de Trabajo

Foto archivo.
Unos 30 trabajadores de la empresa JS Textil fueron suspendidos y esta semana no deben asistir a sus puestos, según dispuso la firma que desde el viernes envió notificaciones a los empleados.
Esos trabajadores representan el 50% de la planta, quienes permanecen en una situación de total incertidumbre.  Esta mañana, los operarios se concentraron en las puertas del Ministerio de Trabajo donde se realizó un encuentro con participación de los delegados de los sindicatos que los nuclean, SETIA y SUTIV.

La empresa habría señalado que la medida obedece a los bajos volúmenes de producción debido a la crisis económica.
Lara Obrador delegada gremial, informó a través del programa radial “Equipo de Radio” que “el viernes, media hora antes de retirarnos de nuestra jornada laboral, la empresa hace una asamblea notificando a 30 trabajadores que estaban suspendidos, sin antes haber hecho una audiencia para pactar eso”.
En el mismo relato, planteó: “Nosotros habíamos tenido antes una audiencia con Cheeky –empresa para la cual producen vestimentas-, y nos dijeron que estaba complicada y que no nos podían asegurar una cantidad específica pero que no nos iban a dejar sin trabajo”.
Obrador, explicó que “nunca dijeron que íbamos a percibir los haberes, solo dijeron que había suspensión, es más, hay chicos que tienen vacaciones del 2018 y no se las otorgaron porque dicen que no tienen plata para pagar las vacaciones y tomaron la decisión de suspender”.
Por el momento lo que la empresa comunicó  es que el 50% del personal el que está suspendido esta semana, pero al reincorporarse, la próxima semana suspenderán al restante 50% de la planta. 
J&S produce para la firma Cheeky únicamente. En general, elaboran unas 1500 prendas por semana. Y esta sólo tienen 600. “Las autoridades de la  empresa dicen que quieren seguir manteniendo la empresa, que no nos van a dejar sin trabajo, que en el peor de los escenarios iban a tratar de no soltarles las manos a los trabajadores… estas decisiones nos sorprenden porque saben que hablando con nosotros no hay problema, pero siempre toman decisiones… como la otra vez que echaron a un empleado que se postuló de delegado”, contó Obrador.
La última asamblea que tuvieron con las autoridades fue a fin de mes, donde se presentó un preventivo de crisis pero todavía no está aprobado.
Ahora, se espera una determinación del Ministerio de Trabajo.