Muerte de una beba prematura: denuncian abandono de persona

Jorge Grill y Victoria Ocampos, padres de una beba que nació con 22 semanas de gestación el 23 de marzo y murió a las pocas horas, presentaron una denuncia en la Fiscalía por abandono de persona, mala praxis y negligencia.
La dolorosa sucesión de hechos comenzó con el ingreso a la clínica San Pedro luego de que Victoria presentara pérdidas.

"Preguntamos por el ginecólogo, nos dijeron primero que estaba en la Clínica y después que estaba viajando. Estuvimos una hora y media y al final nos atendió otro. La internaron, le pasaron suero, pero el doctor no apareció nunca más" explicó Jorge, en declaraciones a "Equipo de Radio". Cuando regresó el médico, la pérdida era más importante. "Le dijeron que tenía un parto urgente. Tuvo la bebé y la dejaron una hora y media desnuda en la sala de partos, sin decirle nada. Metieron a la bebé a la incubadora, sin intubarla ni nada, y la dejaron ahí" indicó.

Los padres quedaron "con la noticia de que había nacido y que estaba bien, incluso cuando le hicieron la ecografía saltaba que estaba todo perfecto". Todo, hasta la 1 de la mañana. ""A la 1 la mandaron a mi suegra a buscar una urna en la COOPSER porque la beba falleció. Se lo dijo una enfermera" relata, todavía conmocionado, Jorge.
Lo que sucedería a continuación sumó dolor e indignación: "Cuando me enteré fui con la psicóloga para que con la pediatra hablen con mi esposa y le expliquen la noticia. En ese interin me metí en la sala de parto. La bebé estaba fuera de la incubadora, en una tabla y se estaba moviendo, respirando. Cuando salí de esa sala, subo para hablar con Vicky y les dije que me pareció verla mover. Al día siguiente, el domingo, viene la tía de Victoria y nos dice que la bebé no falleció, que estaba viva, porque se lo dijeron en mesa de entrada".
Al subir a la sala de partos, pudieron verla y tocarla. "La pusieron en brazos de Victoria y es el video que tenemos en donde se está moviendo. Le digo a mi mamá que es enfermera, y me dice que iba a sobrevivir si la alimentaban. Le comento a la pediatra y me dice que es imposible, porque no tiene órganos".
Fue entonces cuando pidieron el traslado a un centro de mayor complejidad. "Nosotros pedíamos un traslado de la bebé porque no tenía buena atención en la clínica. Cuando hice las publicaciones en Facebook, se enojaron con nosotros en la clínica. En ese momento la doctora Tomasiello se enojó. Hablamos con la chica de mesa de entrada y nos dijo que por ella seguía llamando pero que desde arriba se lo rechazaban. La bebé no aguantó más pero antes de que fallezca subieron la incubadora y le dijeron a mi mujer que la tenga hasta que se termine todo".
La denuncia presentaba en la Fiscalía, adelantaron, plantea abandono de persona, mala praxis y negligencia. "Después de lo que pasó todos nos preguntaban en la clínica si íbamos a hacer juicio, era lo único que les preocupaba".