Violento asalto: ladrón con prisión domiciliaria detenido tras pelear con familiares

Un peligroso delincuente de 25 años, con frondosos antecedentes delictivos, fue detenido esta mañana luego de robar en una vivienda, intentar resguardarse en casa de familiares y terminar peleando con ellos al tratar de quedarse con un teléfono.
Todo comenzó cuando el asaltante, identificado como Milcíades Lencina, y un cómplice ingresaron en la casa de una mujer de 57 años, en General Pueyrredón al 1000.
La víctima fue sorprendida por los ladrones, que irrumpieron tras romper una puerta. Los malvivientes agredieron físicamente a la dueña de casa, para despojarla de un televisor de 42 pulgadas y 100 pesos en efectivo.

El personal policial que se hizo presente en el lugar fue alertado por vecinos de una trifulca que se producía a pocas cuadras, en General Pueyrredón y Javier Rivero.
En esa dirección, lograron aprehender a uno de los partícipes del hecho, quien tenía en su poder una carabina calibre 22 cargada y el televisor robado. También había dejado en el ingreso a una casa un arma de fabricación casera.

Al arribo de los efectivos, había sido agredido físicamente por familiares, ya que intentó sustraer violentamente un teléfono celular a una sobrina de 17 años.
Por el momento, el segundo delincuente no fue aprehendido.
El detenido, que gozaba del beneficio de prisión domiciliaria, permanece alojado en la Comisaría, y fue imputado por "Robo, tenencia de arma de fuego de guerra y civil y lesiones".

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
San Pedro peor que lo peor del conurbano.

Qué habitualidad de robos violencia degradación moral
Anónimo ha dicho que…
Lamentablemente, todos estos episodios graves por cierto y que se repiten a diario,tiene como único responsable el sistema judicial. no es razonable que un sujeto de esta índole no tenga una condena ejemplificadora;no es coherente que estos delincuentes, hagan lo que hagan, estén pocos días privados de su libertad, y en algunos casos horas, y si son menores se los entregue a sus padres, cuando todo el mundo sabe que por lo general es en el hogar donde precisamente han hecho parte del aprendizaje criminal.
Anónimo ha dicho que…
justicia de mierda.
Anónimo ha dicho que…
La justicia; el gran tema. Este delincuente no debe estar en libertad. Debe cumplir en forma efectiva la condena que se le impuso, hasta el último día. No debe haber beneficios para el criminal. Este sujeto hizo lo que hizo sabiendo lo que estaba haciendo y cuales eran las consecuencias. No es un enfermo o alguien que no comprende sus acciones. Tiene que estar encerrado. Antes le echábamos la culpa a la Policía porque no se hacía nada, y ahora nos estamos dando cuenta que la mayor parte de la culpa por la inseguridad que padecemos la tiene el sistema judicial. Vemos todos los días aprehensiones de delincuentes y vemos también que esos delincuentes a los pocos días, cuando no en horas, están nuevamente en la calle haciendo de las suyas. Es como que se los alienta (a través de las medidas que se toman con ellos), a que sigan robando, violando o matando. Y nuestras autoridades siguen con los actos demagógicos sin sentido, por ejemplo, andar dando vueltas por ahí diciéndole a la gente que denuncie los actos de violencia de género. ¿Para qué? Si después no se hace nada; o se hace a medias cumpliéndose con trámites meramente burocráticos que no conduce a nada efectivo que le de tranquilidad a la víctima. Nuestra lucha, la lucha de todos los ciudadanos, exigiendo medidas concretas tiene que estar enfocada hacia otras instituciones, y no quedarnos con que la Policía es la culpable, pensar así es reduccionismo puro sobre un problema bastante complejo que día a día se va agravando sin solución de continuidad. EL OBSERVADOR.