El esposo de Patricia Juan dio detalles del brutal asesinato

La última foto. En el lugar del crimen, minutos antes del tiroteo
Justo una semana después del brutal asesinato de la sampedrina Patricia Juan en un tiroteo en Parque Avellaneda, ciudad de Buenos Aires, su marido y su hija dieron a conocer detalles del hecho. 
En una entrevista concedida al programa “El expediente” de C5N, Héctor Porchietto, quien resultó herido en el incidente, repasó los episodios que tuvieron lugar el viernes 10 de noviembre, aproximadamente a las 22. 

El asesino, Clemente Remilde Omodeo, de 74 años, vive enfrente del depósito de la empresa familiar de camiones de transporte de automóviles. 
“Estábamos festejando porque su hija (Sofía Hunziker) estaba embarazada, y estábamos haciendo una picada” explicó Porchietto. 
Sofía se comunicó con su madre minutos antes del crimen: “Diez minutos antes había llamado a mi mamá para decirle que la ecografía había confirmado que era nena. Pero como tenía el celular sin batería, intenté comunicarme a través de Instagram con la secretaria, que había posteado una foto de ellos comiendo una picada” indicó la joven, que reside en nuestra ciudad. 

Héctor recuerda que Patricia le reconoció que “era el día más feliz de su vida, por lo de su nieta y porque habíamos podido comprar una casa y estábamos arreglándola, con una ventana nueva”. Después de la cena, el transportista salió a la vereda, para cerrar el portón del depósito. Fue ese el momento en que se inició el ataque: “Veo al hombre que venía caminando, y pensé que venía a pedirme algo. Pero sin decir una sola palabra sacó un arma y me pegó un balazo en el abdomen. Me caigo hacia atrás, y él tira a rematar dos veces más, pero pegan los tiros en un segundo portón que estaba atrás. Él ingresa a la propiedad, pensando que me había rematado, y mi señora lo agarra de los brazos y le grita “asesino”, corriéndolo para sacarlo. En ese momento le tira dos tiros en el pecho. Ahí los otros dos chicos que estaban ahí se tiran encima para reducirlo. Mi señora se va caminando a la oficina y entro corriendo, la abracé y se murió ahí”. 
El asesino intentó escapar, e incluso disparó contra otra pareja de vecinos que pasaba circunstancialmente caminando por el lugar. Finalmente, los empleados, los vecinos y conductores de vehículos que circulaban por la zona lograron reducir a Olmedo. Fue ese el momento en el que casi lo linchan. 
La ficha del asesino

El atacante ya tenía una denuncia previa por un intento de homicidio. El 20 de noviembre de 2013 corrió y quiso acuchillar a una persona. Si bien se inició una causa con intervención de la Fiscalía de instrucción 7, seguía en libertad. Su abogado pidió en las últimas horas que se le conceda el beneficio de la prisión domiciliaria mientras dure el proceso. Si se lo conceden, podría volver a la misma casa ubicada frente a la escena del crimen.

Comentarios