5.6.17

Matanza de perros: piden denunciar los casos y recomiendan cómo actuar

ONG Vida Animal
La publicación a través de las redes sociales de denuncias por envenenamiento de perros en la ciudad, generó la reacción de las autoridades. 
A través de un comunicado emitido esta mañana, el Municipio remarcó que “esta conducta no solo afecta a los canes, sino también a los seres humanos y la biodiversidad en general”. 

Además, señalaron la importancia de radicar las denuncias en casos de envenenamiento y maltrato animal, en la Fiscalía o en la Comisaría. 
“La vía de administración de sustancias tóxicas conlleva a una muerte en extremo lenta y dolorosa” puntualizan. La Secretaría de Salud puntualizó cómo debe actuarse en casos de envenenamiento: 
 1- Si quedan restos del veneno no mover y tomar una pequeña muestra para colocarlo en un recipiente limpio. Tomar fotos y/o videos. 
 2- Conseguir testigos. 
 3- Llevar al animal a un médico veterinario, aun cuando hubiere ya fallecido, a efectos de practicar una necropsia y con ello determinar el tipo de veneno que fue utilizado. 
4-No deshacerse del cadáver. Envolverlo en un paño limpio y enterrarlo en un lugar conocido. Esto es en caso que fuere necesaria una posterior exhumación para la concreción de nuevos exámenes. 
5- Hacer la Denuncia. Ideal concurrir con todos los medios de prueba reunidos. 
6- Como se trata de un delito que hace peligrar la vida e integridad de humanos, animales y el ecosistema en general, es importante alertar de su concurrencia a las autoridades municipales y vecinales.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto se solucionaría fácilmente si los pichichos estuvieran en los patios de sus dueños y los callejeros fueran retirados por una perrera y llevados a un lindo lugar, todos juntos y felices, protegidos por la ONG. De paso, quien quisiera adoptar uno para su patio, tendría un buen lugar donde ir a elegirlo. Pero no, es más fácil dejarlos en la calle, para que se rebusquen como puedan.

Anónimo dijo...

Pero los chinos no los pueden comer ..les haría mal el veneno