22.5.17

Asalto de motochorros: víctima y ladrón heridos de arma blanca

Un asalto bajo la modalidad “motochorros” terminó con al menos un delincuente herido y la víctima heridos de arma blanca. 
El incidente tuvo lugar frente al domicilio de Boulevard Moreno al 300, en donde fue sorprendido por dos hombres a bordo de una moto. 

Los delincuentes exhibieron un cuchillo para amenazarlo, y de esa forma robarle un teléfono celular y una computadora portátil. 
La víctima intentó impedir el hecho y logró sacar el arma blanca al asaltante. Como consecuencia de esa acción, sufrió un corte en la mano derecha, pero logró herir a uno de los malvivientes. Los atacantes se dieron a la fuga, perdiéndose de vista.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lindo estas san pedro!! Cambiemos!! Vamos! Vamos!

Anónimo dijo...

Esos aprendices de kuka-chorros no sirven ni pa' espiar!!!

Anónimo dijo...

9:08 que pinta de kuka-garka tenés vos!

Anónimo dijo...

Che pero hace más de 1 año y medio q gobiernan los globo-ludos!! No era q la beoda iba arreglar el tema se seguridad?

Anónimo dijo...

Acaso das clases vos?? Seguramente debes ser otro chorro mas x eso pusiste ese comentario y en forma anonima.

Anónimo dijo...

no perdon son aprendices de macri

Anónimo dijo...

Cada vez mejor!! La revolución de la alegría esta a full...

Anónimo dijo...

14:20 mmmm... Por la forma de escribir tan ofendido... Para mi que sos vos el kuka-chorro 😡😁😝👊

Anónimo dijo...

18:01 sos tonto vos? Siempre escribís la misma pavada?
Porqué no te lavás las patas???

Anónimo dijo...

17:20 No Vuelven Jamás. Grabátelo.-

Anónimo dijo...

No me inporta los ciervos que opinana.solo lo que ta pasando que es verdad

Anónimo dijo...

11:31 kukachorros, bobos. Traidores a la patria.-

Anónimo dijo...

por eso siempre digo el internet es como el antavirus. cuelquier raton lo tiene.

Anónimo dijo...

PACIENCA CIUDADANOS, EN POCO TIEMPO MAS SE PONE EN FUNCIONAMIENTO EL PLAN DE SEGURIDAD PARA SAN PEDRO LLAMADO " ROLERI-AGUERO 2017 " ESTA BUENISIMO.

Anónimo dijo...

No será mas barato pagar un sueldo a los chorros en lugar de 100 polis locales? , habrá que hacer números son menos los chorros! !!!

Anónimo dijo...

Cuesta creer que a un año y medio de las nuevas autoridades aún no puedan siquiera controlar este caos de motos y moto chorros. Se ha acrecentado el accionar de estos criminales en forma alarmante. En los barrios es insostenible la situación, tenemos que estar encerrados. No hay un control permamente, se hacen los controles cuando ocurre algún hecho importante. No hay voluntad de hacer un verdadero cambio en nuestra ciudad. No hay ideas. No hay plan alguno para modificar este desorden. No hay justicia. Los delincuentes ganaron las calles. Los delincuentes siguen ganando batallas. Saben que son inmunes ne impunes.

Anónimo dijo...

¿MÁS POLICÍAS EN LAS CALLES?
Es la muletilla obligada de gobernantes y aspirantes a serlo. Es la primera promesa que realizan los ministros de seguridad -o equivalentes- cuando se hacen cargo de dicha cartera y ejercen la comandancia política de las fuerzas policiales de su distrito. También es el reclamo -genuino- de los contribuyentes, cuando sienten en carne propia las terribles consecuencias de la criminalidad. Cada día más profusa. Cada día más sanguinaria.
Por lo general, es una promesa que los políticos cumplen. Las ciudades son saturadas de uniformados, sea en patrullas, motos, caballos o bicicletas, sea en paradas fijas, garitas o puestos de vigilancia. También es cierto que cuando más se acercan los tiempos electorales, más efectivos recorren las calles y avenidas de pueblos y ciudades…
Pero… ¿Es realmente efectiva, para enervar la criminalidad o al menos para reducir sus aciagos efectos, la reiterada fórmula de colocar “más policías en las calles”? La respuesta negativa parece imponerse. En primer lugar, el delincuente no se intimida frente a la “presencia policial”. Si así fuera, no habría delincuentes que enfrenten a la policía. Por el contrario, el comportamiento criminal se caracteriza por el desafío constante al sistema penal. Es decir a las leyes penales y a las autoridades de aplicación del aparato preventivo, represivo, investigador, juzgador y sancionador del Estado.
En segundo lugar, las potestades policiales de prevención delictual han sido considerablemente reducidas en los últimos tiempos, merced a reformas legislativas que limitaron su accionar y a fallos judiciales que han tachado de ilegales o -directamente- de violatorios a la Constitución Nacional y a los Derechos Humanos a ciertas prácticas de las policías y de las fuerzas de seguridad. En este contexto, se ven efectivos policiales deambulando sin rumbo fijo por las calles de las ciudades, gastando combustible de los patrulleros al solo efecto de que el ciudadano vea luces azules destellando por su barrio.
El ladrón no robará frente al patrullero o al caminante que pasa frente a él. Simplemente, optará por otra calle o por otro momento para cometer sus tropelías.
¿Qué hacer entonces? Si lo que se pretende es que las policías y las fuerzas de seguridad sean eficientes en la prevención, es decir, en el adelantamiento a la conducta criminal, se deberá aprovechar al máximo las posibilidades que brinda la tecnología moderna: Cámaras de seguridad fijas y móviles (domos, drones, etc.); detectores de metales en oficinas públicas; desarrollo de la inteligencia criminal y no espionaje de peluquería; estudio y análisis de la información brindada por otras fuerzas; construcción de bases de datos de crímenes y criminales, entre otras actividades.
Los formadores de los futuros integrantes de las fuerzas del orden deberán priorizar el entrenamiento, la capacitación; ser ejemplo de conducción y liderazgo. El oficial de policía moderno, más que deambular por las calles para que los gobernantes puedan mostrar “presencia”, deberán profundizar el estudio y análisis de la conducta criminal.
Pero, por sobre todas las cosas, si se pretende algún éxito en esta empresa, deberá existir DISCRECIÓN en las políticas de seguridad. Si los responsables políticos anuncian a los cuatro vientos, conferencia de prensa incluída, los mecanismos tendientes a evitar las conductas delictivas, el criminal sólo tiene que encender su televisor para saber que hacer y que no hacer. La prevención de incendios no se logra con autobombas recorriendo los barrios buscando humo.
La medicina preventiva no tiene entre sus postulados el derrotero de ambulancias en procura de heridos. Por una vez se impone ser un poco -solo un poco- mas inteligente que los criminales. No se trata de una gran faena.
Marcelo Carlos Romero - Fiscal del Ministerio Público - Miembro de Usina de Justicia
__________________________________________________________________________


Nota recortada debido

Anónimo dijo...

Son hijos de la reina k, hay que limpiar la calle.

Anónimo dijo...

👍👍👍😹😹😹