19.3.17

Secuestran un auto durante un operativo de saturación policial

Personal policial llevó adelante este sábado uno de los llamados “operativos de saturación” con decenas de efectivos y móviles realizando controles en una misma zona de la ciudad. 
En este caso, se realizaron procedimientos de interceptación vehicular e identificación de personas en Hermano Indio y Balcarce. 

En ese lugar, identificaron a un hombre de 31 años que circulaba en un Chevrolet Corsa gris. 
Minutos después, pudo establecerse que el vehículo presentaba una restricción para circular. 
Por esta razón, solicitaron colaboración al personal de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad, que secuestró el vehículo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede creer .prohibición de circular por denuncia de venta coresponde una multa el secuestro de la cedula no del veiculo .dejen andar por las calles a la jente ya ez un pueblo fantasma la jente no quiere andar porque ya es una persecucion

Sampedrino Bien Campero dijo...

Se empezó en aquel entonces
a rejuntar caballada
y reunir la milicada
teniéndola en el cantón,
para una expedición
a sorprender a la indiada.

Martín Fierro

Anónimo dijo...

No sirve. Cualquier policía que haya estado muchos años en la institución puede explicar, con fundamentos racionales, que este tipo de operativos (como lo eran las antiguas razzias), no sirven. Son medidas simplistas, efectistas y muy acotadas en el tiempo y el espacio que no hacen más que malformar a los uniformados. Lo que sirve es la doctrina y un cambio radical de la cultura imperante en los últimos años, donde, entre cosas el "nuevo policía" argumenta que hoy no se puede hacer nada, que la justicia no deja trabajar, que el poder tampoco, que la superioridad tal cosa. Todo lo cual es una mentira absoluta. Entonces, con una buena doctrina y otra actitud, la cosa tiene que cambiar. El trabajo de seguridad es metodológico y continuo: minuto a minuto; día por día y con una planificación diaria y mutable de acuerdo al escenario o al mapa delictual. Esto lo sabe cualquier profesional de la seguridad. Lo demás es populismo y es correr detrás del hecho consumado y no PREVENIR, que es el verdadero quid de la cuestión en esta temática. Es, también, seguir viendo por nuestras calles, uniformados ensimismados con sus aparatos electrónicos y con una llamativa falta de acción frente a hechos menores por cierto, pero que configuran infracciones, que se producen frente a ellos. EL OBSERVADOR

Anónimo dijo...

Anda a la escuela y aprende a escribir