La Provincia firmó el convenio por la deuda y la draga empezaría a trabajar en los primeros días de mayo


La inminente firma del convenio entre el Consorcio de Gestión y la empresa Jan De Nul para el pago de la deuda por 500 mil dólares destrabará en las próximas horas el conflicto que impedía el dragado del canal de acceso al puerto. 
El dinero, confirmó el presidente del Consorcio Mariano Veiga, será aportado por la Provincia de Buenos Aires. 
La deuda se originó por un desfasaje cambiario entre el momento del trabajo (2012) y el pago (2014). 
“Se nos propuso convenio con Compañía Sudamericana a la que le debemos 5 millones de pesos por el dragado de 2012. Reuniones con la provincia hicieron que asuma esa deuda, nos mande el dinero para abonarla y en ese contexto el sábado al mediodía hicimos una reunión y ayer estuvimos con otra en donde el Subsecretario formalizó en el acta” informó Veiga. 

“Estamos terminando el convenio para ponerlo de acuerdo a la ley y a lo que le conviene a las partes desde ayer a la mañana. Tenemos el último borrador y entre hoy y mañana estimamos con la autorización de los consorcistas, firmando el convenio” agregó el funcionario, en declaraciones a La Radio 92.3. 
 Una vez completado el paso que permita saldar la deuda, las empresas privadas que operan con el puerto contratarán las dragas de la Compañía Sudamericana de Dragado para que realicen, en las primeras semanas de mayo, los trabajos de refulado en el canal de acceso y la zona de maniobras. 
“En realidad no hay forma de que no lo paguen los privados. Si bien tenemos los pliegos ya aprobados, el llamado a licitación tiene un mínimo de ejecución de 30 días” explicó Veiga. 
La profundidad del dragado dependerá del monto del dinero que puedan reunir los privados para la contratación. La última batimetría, realizada la semana pasada, permitió comprobar que, desde febrero, se habían dispuesto otros 30 mil metros cúbicos de sedimentos. 
“El objetivo de mínima es dragar a una profundidad de 8.70 metros, porque si bien teníamos 2 metros de agua, hoy ha bajado y corremos riesgos de que la operatoria se complique” agregó. Una vez solucionada la actual contingencia, lo que permitiría el ingreso de buques cerealeros y fruteros antes de fin de mes, el próximo objetivo es oficializar la llegada de la draga del Estado Nacional para que quite sedimentos hasta llegar a una profundidad de 9.20 o 9.30 antes de fin de año. 
Veiga sostuvo que uno de sus objetivos antes de que termine su período al frente del consorcio es conformar la conformación de un fideicomiso que surja de las ganancias de las empresas y del consorcio. “Las tasas que le pusimos a las cargas están al borde de lo máximo y así y todo no conseguimos el dinero para dragar” indicó en tal sentido.