Declararon Ojeda y Rubíes y el abogado de Mattiussi volvió a recusar al Tribunal


Dos de los tres imputados en el juicio por abusos en el Jardín de Infantes Belén declararon esta mañana, en la primera de las audiencias desarrolladas en los Tribunales de San Nicolás. 

María Rubíes, preceptora del establecimiento, y Anselmo Ojeda, portero, reiteraron su inocencia de los hechos que se les imputan. 

En cambio, el Dr. Juan Carlos Marchetti, abogado del padre Tulio Mattiussi, remarcó que su defendido "tiene la necesidad de expresar a gritos su verdad", aunque solo lo hará el día que sea juzgado por un tribunal imparcial. 

De tal forma, insistió sobre la acusación de parcialidad de los jueces, tras la presentación de una medida cautelar y recusación, inicialmente desestimados. 

También prestaron testimonio en esta primera audiencia los familiares de las víctimas.

De acuerdo a lo previsto, este martes están convocados los peritos oficiales y de parte. 

En tanto, el Dr. Ariel Fusco, abogado que representa a las familias de cuatro de las cinco víctimas, pidió ampliar la acusación para que la carátula de la causa sea "Abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores".