Autorizaron la aplicación de dosis de refuerzo en niños de 5 a 11 años


Las ministros de Salud de todo el país acordaron este martes iniciar la vacunación de refuerzo Covid-19 en los niños de entre 5 y 11 años utilizando las que tengan plataforma ARNm (Moderna y Pfizer), que se aplicarán por lo menos 120 días después de completado el esquema de vacunación inicial, informó el Ministerio de Salud.

La decisión de comenzar a aplicar la dosis de refuerzo fue consensuada en el marco del Consejo Federal de Salud (Cofesa) y, adicionalmente, cuenta con el apoyo científico de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

"La medida recibió el apoyo científico de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), entidad que en una reunión con autoridades del Ministerio de Salud de la Nación señaló la importancia de avanzar en el refuerzo de vacunación en la población infantil de 5 a 11 años con plataformas de ARN", precisó la cartera.

En ese sentido, los especialistas argumentaron que "ya se cuenta con suficiente información sobre la seguridad de estas vacunas en chicas y chicos, y pusieron como ejemplo el caso de Chile y Estados Unidos, donde se ha avanzado en la autorización de refuerzos para esta población".

"Existe un amplio consenso en la necesidad de avanzar con los refuerzos ya que la efectividad de los esquemas primarios disminuye con el tiempo, algo que fue comprobado incluso en población pediátrica", indicó el comunicado del Ministerio de Salud.

Además, los especialistas indicaron que la carga de enfermedad Covid-19 en niños "no es tan leve como se estimaba al comienzo, algo observado particularmente con la variante Ómicron, y ya se ha evidenciado la posibilidad de casos con secuelas a largo plazo incluso en cuadros iniciales leves".

El 82% de la población general tiene el esquema primario de vacunación contra la enfermedad, y el 47,2% recibió dosis de refuerzo, según el Ministerio de Salud, pero los niños aún no estaban autorizados para recibir ese refuerzo.

En tanto, un estudio del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires reveló que la protección de un esquema de dos dosis de vacunas contra la hospitalización bajó al 58% en los niños cuando Ómicron se convirtió en la variante predominante.