Ruralistas pidieron la renuncia de Aníbal Fernández y Berni

Entidades del campo repudiaron las expresiones intimidatorias del ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, contra el humorista gráfico Cristian Dzwonik, más conocido por su apodo, Nik, donde hacía referencia a sus hijos y a la escuela a la que asisten. En rigor, once organizaciones rurales de la provincia de Buenos Aires calificaron los dichos del funcionario como “inaceptables” y le solicitaron al presidente Alberto Fernández que pida su renuncia.

Asimismo, las entidades ruralistas hicieron referencia a un informe que emitió el domingo pasado el periodista Jorge Lanata en Periodismo Para Todos (PPT) en el cual se denunció que el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, contrató “un ejército de trolls” para construir su imagen con la meta puesta en 2023. Las organizaciones consideraron esto como “inadmisible” y también pidieron que deje su cargo.

En un comunicado manifestaron que “el gravísimo acto de amedrentamiento y agresión sufrido por el humorista Nik por parte del ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, además de ser una operación cobarde e inaceptable debe ser repudiado por todos y debe tener consecuencias para quien la impulsó”.

Al documento adhirieron la Sociedad Rural de Exaltación De La Cruz-Campana-Zárate, San Pedro, Rojas, Pergamino, General Rodríguez, Baradero y Colón. También lo hicieron organizaciones de productores de Salto, Capitán Sarmiento, Arrecifes y San Antonio de Areco.

En lo que respecta al funcionario provincial, los ruralistas expresaron: “El reciente descubrimiento del ejército de trolls contratados para ensalzar su desgastada figura y para realizar ciberespionaje a ciudadanos efectuada por parte del ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y con costo al bolsillo de los contribuyentes también es inaceptable e inadmisible”.

Frente a esta situación, las entidades del campo se preguntaron: “¿En manos de quién está la seguridad? ¿En quién confiamos? ¿Es una casualidad?” Agregaron: “Como una amarga película en la Argentina sin rumbo actual aparecen los Al Pacino y los Rambos protagonistas de la mayor preocupación de los ciudadanos: la seguridad. Así nos va”.

”Si algo les queda de autoridad al presidente de la Nación y al gobernador de la provincia de Buenos Aires, deberían pedirles la renuncia inmediata a estas dos figuras espectrales, nefastas y representantes de una Argentina que debe irse para siempre”, concluyeron las entidades.