Sanatorio COOPSER informó el estado de las negociaciones con el PAMI


Sanatorio COOPSER no cuenta, hoy, con la capacidad operativa suficiente para recibir toda la cápita de internación de PAMI que tenía la Clínica San Pedro. Sin embargo, evalúan alterantivas para "aliviar el peso" que este conflicto genera en la comunidad. 

Así lo explicó Oscar Silva, administrador de la ex Clínica San Martín, en declaraciones a "Equipo de Radio". 

"Esta administración estuvo cuatro años gestionando la cápita del PAMI, pero cuando nos dijeron que nos daban de alta, antes de la pandemia, nos pidieron que recibiéramos también a los más de 3.000 afiliados que capitaban en la Clínica San Pedro. Automáticamente dijimos que no, porque eso significaba dejar a San Pedro con una institución menos, porque ellos no iban a poder sostenerse. Eso fue en su momento" precisó Silva en relación a los motivos por los que hasta el momento no pudieron llegar a un acuerdo con el organismo. 

"Después, llegó la pandemia y demostró que teníamos razón, porque con las tres instituciones abiertas que nos hicimos cargo de la situación, llegamos al límite e incluso tuvimos que derivar gente a otras localidades. Nosotros llegamos a tener 17 internados por Covid en las salas de abajo, más 5 en terapia y 2 en shock room" recordó Silva. 

Con el final de la crisis de la Clínica San Pedro, estuvieron en permanente contacto con el Municipio y el PAMI: "Hoy con el cierre de la institución, hablamos con el Intendente, que nos acompañó en todo momento. La semana pasada nos reunimos con la gente de PAMI y les explicamos que, desgraciadamente, la pandemia nos dejó en una situación complicada económicamente. Incluso el Consejo de Administración de COOPSER decidió transferir fondos para salvar vidas. Hoy ya estamos al límite de la atención con los contratos que tenemos, y además se va a sumar la demanda de los afiliados a las obras sociales que no van a poder atenderse en la Clínica San Pedro. En estas condiciones es complicado absorver también la cápita de PAMI" reconoció. 

De todos modos, mantuvieron permanentes reuniones entre el jueves y el lunes con las autoridades locales de PAMI, encabezadas por Cecilia Vázquez. 

"Estamos analizando la forma de poder ayudar. PAMI tiene un sistema de cápitas, en donde deriva y paga un monto fijo por persona. Pero no podemos, después de la atorada que nos pegaron todas las otras obras sociales como sanatorio con el tema COVID, y sabiendo que va a haber una mayor demanda, decirle al PAMI que pague la cápita y que nos hacemos cargo, porque no tenemos la capacidad operativa para hacerlo en este momento y va a quedar gente sin atender".