Paola Baso: "Todo el tiempo escuchamos que hay que hacer algo y nadie se anima"


La Dra. Paola Basso, primera candidata a concejala en una de las listas del frente "Juntos" para las PASO, habló esta mañana sobre la decisión de participar activamente en la lista del oficialismo partidario. 

"En alguna oportunidad me lo habían propuesto, pero nunca se había dado de este modo. Es importante hacer cosas para algo más importante que un cliente, que es lo que estamos acostumbrados en lo diario. Siempre elegí lo ejecutivo porque entendía que había más cosas para hacer. Pero todo el tiempo escuchamos que habría que hacer algo y nadie se anima, o se quedan al margen porque piensan que todos son iguales" explicó, en declaraciones a La Radio 92.3. 

Basso destacó que no hubo condicionamientos de ninguna naturaleza: "Cuando me lo propusieron no me dijeron si iba primera, segunda o tercera, y no se me hubiera ocurrido pedirlo y lo mismo con los otros integrantes de la lista".

La abogada dio detalles sobre los temas que consideran prioritarios: "El otro día tuvimos una primera reunión con los participantes, estamos esbozando algunas propuestas, la plataforma, con puntos salientes para ponerlos por escrito. La idea es acercarse a las necesidades que tiene la gente, ver qué se puede cambiar desde el deliberativo porque tiene un marco de acción más acotado que el Ejecutivo y llevar a la gente las propuestas que necesitan".

Consultada sobre su salida del Ejecutivo Municipal tras la incorporación del Partido Fe al Frente de Todos, y su relación con el Intendente Cecilio Salazar, agregó: "Porque dos personas piensen diferente no quiere decir que no se puedan sentar a tomar un café. Tengo amigos de toda la vida que piensan diferente y no quiere decir que me tenga que pelear. Cuando me fui del Ejecutivo hablé con el Intendente. En ese momento se había filtrado que nos íbamos. Le había mandado un mensaje temprano y quedamos en encontrarnos. Le dije que quería mirarlo a los ojos y decirle que me iba, agradecerle la confianza que tuvieron en mi, y debo reconocer que trabajé muy cómoda en el tiempo que estuve, con mucho respeto y mucha tranquilidad. Tengo mucho respeto por el Intendente por lo que ha logrado y hecho viniendo desde la nada misma. Él sabía esto, no es una sorpresa. Tuvo que tomar la decisión de quedarse o no con el Frente de Todos y entendió la posición, máxime cuando mi marido es el presidente de la UCR. No era ético quedarme en esas circunstancias".