Boxeo: Sosa derrotó a Ulibarre en la velada televisada en el gimnasio de Paraná F.C.

Información y fotos TyC Sports

Andrés Sosa derrotó a Jeremías Ulibarre, por nocaut técnico en el tercer asalto, en una revancha en categoría supergallo, sin exponer su título sudamericano de la división, en el combate estelar de la velada desarrollada el jueves por la noche en Paraná Fútbol Club. 

La televisación en vivo fue a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

Con una notoria superioridad, Sosa (ahora 12-0, 8 KOs) manejó la pelea con mucha comodidad y acabó duramente con Ulibarre (8-13-1, 1 KO), a quien ya había noqueado el 24 de agosto de 2019 en el quinto asalto de una pelea a seis, y corrió el mismo destino. Esta vez, lo envió a la lona en el tercer episodio, y lo definió sin atenuantes en la acción siguiente, dejando en claro su supremacía.

Luego de la ya conocida baja del doble olímpico Alberto Melián, que no pudo presentarse al esperado duelo por el título sudamericano como consecuencia de una descompensación sufrida el martes por la tarde mientras finalizaba su entrenamiento, por la que fue internado en el Hospital Donación Francisco Santojanni hasta la mañana del miércoles -y debido a su condición le fuera indicado permanecer en reposo a la espera de nuevos estudios-, Ulibarre pasó a ser el nuevo oponente de Sosa. Y las diferencias quedaron al descubierto.


Perdió Correa 

Más allá del duelo estelar, una cartelera con jóvenes valores completó la noche. En categoría superligero, Joel Mafauad (63,500 kg. y 7-0, 3 KOs) dominó al sampedrino Miguel Correa (63,500 kg. y 8-19-2, 3 KOs), en fallo unánime, tras seis rounds, a pesar de haberse ido al suelo en el primero.

Las tarjetas de los jueces fueron: Alejandro Bokser 59-55, Ángel Gorreri 58-56, y Maximiliano Dolce 59-55.

De entrada, Correa sorprendió al invicto y con una derecha a la mandíbula lo envió a la lona, aprovechando que se encontraba mal parado. Pero a partir del segundo capítulo, Mafauad se asentó. Aprovechando su mayor alcance y haciendo buen uso de su mejor línea técnica, marcó la distancia con su izquierda larga en jab, y combinó sus cruzados y ascendentes de ambos puños al rostro. Así, fue dominando a un rival enjundioso pero que no acertaba envíos.

Con la notoria diferencia física y de altura, al local se le hacía imposible encontrar golpes claros. Cada uno de sus arrestos, eran frenados por Mafauad que lo recibía con sus uppercuts y cross a la mandíbula. Si bien no llegó a desbordarlo, fue suficiente para evitar riesgos y asegurarse la merecida victoria.


En categoría ligero, Laureano Sciuto (60 kg. y 4-0, 2 KOs) derrotó a Franco Huanque (60 kg. y 2-2), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Carolina Mayorquin 58-56, Maximiliano Dolce 59-55, y Alejandro Bokser 59-55.


En división ligero, Alfredo Soto (59,100 kg. y 4-0, 3 KOs) doblegó a Rodrigo Roldán (60,100 kg. y 2-4), por puntos, en decisión unánime, tras seis capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Carolina Mayorquin 58-56, Alejandro Bokser 57½-57, y Carlos Villegas 59-55.


Finalmente, en peso mediopesado, en duelo de debutantes, Nazareno Silguero (76,800 kg. y 1-0) venció a Marcelo Rodríguez (78,900 kg. y 0-1), por puntos, en decisión unánime, luego de cuatro episodios. Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Villegas 39-37, Carolina Mayorquin 40-36, y Ángel Gorreri 40-36.