Un perro mordió a una bebé en la cara y la familia busca respuestas


Hanna, una pequeña de 19 meses, fue mordida en el rostro por un perro, el lunes pasado, en Esquiú al 100. Si bien las lesiones no pusieron en riesgo su vida, el hecho puso en evidencia una situación que se repite desde hace meses en esa zona. 

A partir de ese día, la familia busca que alguien le de una respuesta con respecto a los pasos sanitarios y legales que deben seguir. 


Solange, la mamá de la niña, relató lo sucedido a La Radio 92.3: "El lunes estaba en la casa de mi mamá, y mi bebé de 19 meses jugando en la vereda cuando pasó al lado de dos perros de la vecina que siempre corren autos, motos, bicis, e incluso hicieron caer gente. Uno de los perros se dio vuelta y le mordió la carita, lastimándole abajo del ojo, en la pera y en la nariz". 



Cuando Solange se acerco a la dueña para pedirle que encierre el animal, la respuesta fue sorprendente: "Le dije que le podría haber sacado un ojo, la dueña miró a Hanna y me dijo "pero si tiene los dos ojos". 



Fue la pediatra de la niña quien le dio indicaciones sobre los primeros pasos a seguir: "Enseguida la llamo a mi pediatra para ver qué hacer y me dijo que llame a Bromatología. Llamo y me pasaron dos números de celular porque ellos no se hacían más cargo de los animales. Me dirijo a la comisaría y me dicen que no pueden tomar una denuncia, que vaya al refugio. Voy al refugio dos veces y no encontré a nadie".