"AD10S": El recuerdo de Ekel Marich, el santalucense que produjo "La Noche del 10"


Ekel Iván Marich fue una de las personas que estuvo al lado de Diego Armando Maradona durante uno de sus mejores momentos tras el retiro de las canchas. 

El santalucense produjo, en 2005, "La Noche del 10", uno de los shows más importantes de la historia de la televisión argentina, conducido por el ídolo, junto a su amigo Sergio Goycochea. Por ese programa pasaron Pelé, Lionel Messi, Mike Tyson, Roberto Gómez Bolaños, Fidel Castro, Emanuel Ginóbili, María Grazia Cuccinota, Charly García, Joaquín Sabina, Mirtha Legrand, Susana Giménez y decenas de entrevistados. Transmitieron desde la Antártida y "el 10" se hizo una nota a si mismo. 

En una sentida nota posteada en redes sociales apenas horas después de enterarse de la noticia de su muerte, y en declaraciones a "Equipo de Radio", Marich recordó al Diego que conoció:   



"AD10S" 

Te fuiste Diego. La mano de Dios te llevó así, de repente, en un mediodía gris de un año que no para de mostrar la vulnerabilidad de los seres humanos. “Barrilete cósmico”, sos tan grande que el planeta te llora, Diego Armando Maradona.

¡El Diego salía de todas! ¡Cómo no iba a salir de esta! La verdad es que no lo esperábamos. No lo queríamos. Y estamos tristes. Tanto que quiero escribirte algo y no me salen las palabras. 

Es que se fue el nene de Fiorito al que una tarde conocí. Porque la gloria, los goles y los partidos los conocen todos pero yo siento que conocí al otro, al humano, al que hacía de la vida un juego y lo jugaba con todos los riesgos. Elijo recordarte así, con tus sonrisas, chistes y anécdotas disparatadas que escuchaba con la mezcla del gozo y la admiración que impartías a tu paso. Porque uno en este medio se cruza con mucha gente, pero vos eras especial “Pelusa”, tenías un magnetismo difícil de explicar con palabras.  

Ya se que muchos te cuestionaron pero bueno, hay que entenderlos, no tuvieron la oportunidad de conocer a ese pibe que nunca dejaste de ser. No observaron esa inocencia mezclada con carisma que producía una admiración tremenda por donde pasaras. Eras “el Diego”, el ídolo, el campeón. Vi a Susana, Mirtha, Ginóbili y Messi -y a tantos otros- temblar de nervios antes de pasar a verte en “La Noche del 10”, tu programa. 



 ¡Qué difícil es ser Diego Armando Maradona! Creeme que lo entendí. Entendí que no podías ser libre aunque quisieras. No podías sentarte a fumar un habano tranquilo en ningún bar del mundo. No sabías lo que era tener intimidad. Y eso cuesta. Cuesta mucho. 

No hay texto alternativo para esta imagen

Sin embargo, de tanto conocer sobre tu vida, de hablar con tus fans, de ver tus videos, un día descubrí algo que no te gustaba en tu trato con la gente. No era firmar cientos de autógrafos - en épocas preselfies- autografiar remeras y pelotas o hacer jueguitos frente a tu público. Si había algo que no te gustaba era que te pusieran la mano sobre tu hombro. Quizás fuese el único síntoma de preservar algo para tu intimidad. Y a nosotros los argentinos, que somos tan toquetones, nos costó acostumbrarnos, cómo ahora, en la pandemia que nos sacaron los abrazos. Cómo esos abrazos de hinchada cantando y festejando tus goles y que hoy harían tanta falta para aliviar este vacío porque ya no estás.

Siempre serás para mi el “cebollita” que jugaba al fútbol con los cordones desatados y que me dio la dicha de compartir una cancha en un picadito. A mi, que tengo menos fútbol que la “Para Tí”. Quizás por eso te queremos tanto los que te conocimos, porque eras generoso cuando te sentías en la intimidad, algo que pocas veces podías obtener. Sos el más famoso del mundo y no existe una escuela que enseñe a serlo. Vos, que venías de la escuela de la calle, tuviste que aprenderlo a los ponchazos y eso cuesta, carajo que cuesta. ¿Verdad, Maradona?

Viviste como quisiste. Como pudiste. Cómo aprendiste. Hoy te imagino ya abrazado a Doña Tota y a Don Diego. Tranquilo. En Paz. En la Gloria.

¡AD10s Diegote! ¡Hasta la Gloria, Siempre!"