"Los perdigones le rozaron a otras dos vecinas y había criaturas afuera"


Los episodios de violencia se repitieron ayer durante buena parte de la jornada en la zona comprendida por las calles Liniers, Mateo Sbert y Saavedra, tras el asesinato de Vanesa Martínez. 

La mujer estaba tendiendo la ropa cuando quedó en medio del tiroteo entre los integrantes de dos familias que mantienen un enfrentamiento en ese barrio. Había salido para intentar proteger a una de sus tres hijas.

Manuela, una vecina de la zona, relató a "El Círculo" (La Radio 92.3) que al producirse los primeros enfrentamientos "estaban las criaturas jugando afuera, y lo primero que hago es cerrar mi casa, agarrar la moto y llevar a mis hijas a lo de mi mamá". Al volver para cuidar la vivienda, la situación se tornó más grave: "A dos vecinas les rozaron los perdigones, y caían arriba de los techos de las casas, les gritábamos que pararan porque había criaturas afuera". 

Sobre la víctima, apuntó: "Es una vecina con la que compartíamos todo y a la que conocíamos porque íbamos a los merenderos. Es una persona ajena a los problemas que hay en el barrio". 

Los incidentes en el barrio se habían reiniciado el domingo por la noche, cuando dos personas golpearon a un joven, provocaron una balacera e incendiaron su vivienda, de la que alcanzaron a salir por apenas segundos. Uno de los detenidos por el asesinato es el dueño de la casa siniestrada. 


Imagen captura de video "El Círculo"