El femicida se negó a declarar y sigue detenido en San Nicolás

Roberto Ramón Romero, único detenido por el femicidio de María Esperanza Fernández, se negó a declarar en el marco de la causa que investiga la Dra. Viviana Ramos, titular de la UFI 11. 
Romero permanece detenido en la Comisaría 1a de San Nicolás. A través del Defensor Oficial, pidió no ser trasladado a San Pedro y cumplir con la indagatoria en la Fiscalía General de la cabecera judicial. 

Finalmente, decidió, tras el asesoramiento del letrado, no prestar declaración. 
Además, solicitó que se le provea medicación para una enfermedad crónica. Tras los estudios iniciales realizados en el Hospital Subzonal "Dr. Emilio Ruffa", sería sometido a nuevos análisis médicos. 
Romero debe responder, además de la causa por homicidio triplemente agravado, ante una denuncia por abuso sexual reiterado y calificado.