Marín: "Lo más difícil fue la espera para saber si había contagiado a alguien"

El Dr. Gustavo Marín, primer caso confirmado de coronavirus en San Pedro, confirmó que, pese al hisopado positivo de la última semana, evoluciona favorablemente. 
En declaraciones a "Equipo de Radio" formuladas desde el sanatorio COOPSER, en donde permanece internado, adelantó que podría volver a su casa en las próximas horas. 

"En el día de hoy si Dios quiere me dan el alta. Estoy muy bien atendido, como en mi casa. Todo el personal de la clínica, del primero al último hicieron un excelente trabajo. Me hicieron sentir uno más de ellos" expresó. 
"Estoy clínicamente mejor, todavía sufriendo las consecuencias previsibles de la enfermedad, pero vamos a esperar que se negativice. El martes hicieron el hisopado y todavía está, que es lo previsible porque hasta 21 días puede estar. Es un bichito bastante difícil" reconoció el profesional.
Sobre la evolución de la enfermedad, Marín detalló: "En los primeros días no tuve síntomas. A partir del 5 al 7 día empecé con un poco de temperatura, muy poca dificultad para respirar. Con la Dra. Dotti que es la encargada de hacerme el seguimiento, decidimos la internación. Me trajeron con todas las medidas de seguridad, le tengo que agradecer a Petucho por su profesionalidad y en la clínica me recibieron con todos los protocolos".
Con el paso de los días, los síntomas se agudizaron: "Empezó un tratamiento de diez días de antibióticos. Cuando empezó a bajar la sentía como un puñal clavado en el pecho que no me dejaba respirar. la saturación llegó a 91 y de ahí en adelante gracias al cuidado de enfermeras y mucamas no hice más que ir para adelante". 
La principal preocupación estuvo centrada en la evolución de los pacientes con los que tuvo contacto en los días previos: "Tengo muchos pacientes en las tres o cuatro ciudades en las que trabajo, y lo más difícil fue afrontar la espera para saber que no había contagiado a nadie. Eso fue terrible. Hace 23 años que soy médico de emergencias y vivimos en riesgo permanente, pero esto es algo que excedió todo lo conocido". 
Hasta el momento, no pudo establecer dónde se produjo el contagio. "La única duda que tengo es que el día 4 asistí a un accidente en la ruta y en ese momento nos ayudó un camionero, que no sé de dónde era, y que no tenía las medidas de prevención necesarias. Y aunque yo sí las tenía, puede ser eso".
Marín agradeció el apoyo de todos sus pacientes, colegas y las comunidades de las cuatro ciudades en las que trabaja. También reconoció el trabajo de todo el personal y directivos del sanatorio COOPSER y la tarea de las autoridades de salud de la Municipalidad de San Pedro.