Hoteleros deciden entre pagar sueldos, impuestos o servicios

Las actividades relacionadas al turismo se encuentran entre las más afectadas por la cuarentena y la pandemia de coronavirus. 
En San Pedro, decenas de empresarios y empleados hoteleros atraviesan uno de sus peores momentos, ante la parálisis total y la incertidumbre de cómo saldrán parados de la crisis. 

Carlos, empleado hotelero desde hace 15 años, envió una carta al programa "Equipo de Radio" en la que expresaba su situación y su preocupación: 
"Me gustaría que, en medio de esta crisis, tengamos presente principalmente que en San Pedro nadie habla de la  situación  de empleados  hoteleros. Muchas familias viven de esta fuente de empleos, tanto formal como informal. Todos estamos a la deriva, corriendo el riesgo de quedar sin esta fuente de trabajo, sin una ayuda, ya que ningún plan nacional ni provincial llegan" expresó.
Desde su trabajo de sereno, advirtió que "hay muchos empleados que perderán años de servicios corriendo el riesgo de quiebra o cierre definitivo del establecimiento sin tener una liquidación o indemnización alguna más allá de las normas nacionales". 
Ante la falta de certezas por lo que vendrá, remarcó: "Nuestro sindicato está ausente en este momento difícil. Los que aún siguen cumpliendo con su horario de trabajo lo esta haciendo por el 50 % del sueldo y no recibimos ayuda de ningún tipo. Pero también la mayoría debe pagar alquiler, servicios y préstamos, y estamos endeudados y a punto de pasar al "Veraz" y la mayoría ya estamos en una edad difícil de reiniciar en otro trabajo". 
Me gustaría que así como nos siguen descontando cuota sindical y demás items tambien se pongan al frente de la situación y que busquemos entre todos los gastronómicos una manera de ayudar a aquellos que ya están sin trabajo en el rubro, y aquellos que estan en servicios a medio sueldo".
Finalmente, advirtió: "La mayoría de los hoteleros en San Pedro en un mes mas perderemos todo  y algunos quedaremos en la calle ya que se pondrá difícil pagar alquiler y estamos grandes para volver con los viejos, nuestros queridos viejos que también corren riesgo".

Hoteleros  
Por su parte, Fernando Bennazar, parte de una tradicional familia de hoteleros de nuestra ciudad, coincidió en remarcar la magnitud de la crisis, y la imposibilidad de establecer su magnitud y duración. 
"Es algo que nos agarró a todos desprevenidos. En el caso mío, el hotel lo tenemos hace 40 años y hace 10 que veo que no es una actividad rentable al nivel de la inversión que se hace. En su momento el comercio trabajaba mucho y había viajantes que buscaban lugar, ahora vienen cada quince días. Mucha gente venía a trabajar a San Pedro y se quedaba en un hotel, y eso bajó muchísimo. No es casualidad que se hayan cerrado hoteles tradicionales como el Marconi o el Costa Azul". 
Sobre su situación particular, expresó: "Nosotros nos manejamos como podemos, y el hotel nuestro, familiar y chico como es, lo tenemos porque mi mamá cobra una jubilación de 14 mil pesos y con eso no puede vivir. En estas situaciones es cuando nos ponemos a pensar si vale la pena si lo seguimos teniendo. Hoy me doy cuenta de la buena gente que tenemos alrededor, y gracias a ellos lo podemos seguir peleando".
En charlas con otros hoteleros, surgieron alternativas para el manejo de la situación: "He hablado con muchos colegas. Ellos van a cubrir la parte salarial de la gente y no van a pagar ningún impuesto, ni la luz, ni el gas. Yo no comparto, porque eso de que no nos van a cortar, en algún momento se termina. En algún momento vamos a tener que ver qué hacemos, porque no sé cuántos meses vamos a poder seguir perdiendo".