Con menos caos, abrieron los bancos para que cobren los jubilados (Video)

En una situación inédita en muchos años, las entidades bancarias abrieron sus puertas este sábado (y lo harán de nuevo el domingo) para pagar por ventanilla jubilaciones y pensiones pendientes del mes de marzo.
La decisión adoptada ayer por el Banco Central tiene el objetivo de descongestionar la crisis generada por la presencia de miles de personas en las calles, este viernes, en plena cuarentena por el coronavirus.

En San Pedro, las dos entidades que aglomeraron el mayor número de clientes fueron el Banco Industrial y el Banco Nación. El panorama era muy diferente en el Provincia y en los privados.
Jubilados, pensionados y apoderados hicieron fila desde las 4 de la mañana en la entidad de Pellegrini al 600. Sin embargo, el número de beneficiarios fue sensiblemente menor al del viernes.

Un eficaz operativo montado por diversas áreas municipales y voluntarios permitió que las personas de mayor edad y quienes tienen alguna discapacidad esperaran sentados en los primeros lugares. Luego ingresaron quienes no tienen capacidades reducidas, por orden de llegada.
A pesar de que las directivas del ANSES indicaban que solamente podían pagarse jubilaciones y pensiones de beneficiarios con documentos terminados en 0 y 1, muchos no reunían esos requisitos. De todos modos, el menor movimiento permitió algunas licencias para aquellos que venían por segundo día consecutivo y tenían otra terminación.
Lo mismo sucedió en el caso del pago del seguro de desempleo, no incluído explícitamente en el calendario del sábado pero que fue abonado para quienes llegaron al Banco Nación. En esa entidad, incluso, se agilizó la tramitación de las tarjetas de débito para evitar que se repita esta situación en los próximos meses.
Con buen criterio, desde los bancos buscaron de esa forma evitar que algunas personas que no alcanzaron a ingresar el viernes tuvieran que volverse también el sábado sin cobrar. Aún así, en poco más de dos horas de atención, casi no había colas para ventanilla. Y de paso, liberaron algo de la congestión que se prevé para mediados de la próxima semana.
Fue fundamental en el operativo la labor de los efectivos policiales que habitualmente se desempeñan en las sucursales y los voluntarios que estuvieron presentes desde dos horas antes de la apertura. Efectivos, personal municipal y colaboradores distribuyeron infusiones y galletitas, para aliviar las consecuencias de un frío amanecer.
Llamativa, en cambio, fue la ausencia en el terreno de funcionarios y personal de los organismos nacionales encargados que supuestamente estaban encargados de la coordinación del operativo.