Sampedrino en un crucero espera por un corredor sanitario para volver al país

Juan Gomila, directivo de la Agrupación Mallorca y del Centro de Estudios Históricos de San Pedro, permanece a bordo del crucero "Costa Pacífica", junto a un grupo de cientos de argentinos. 
Medios nacionales señalaron que el buque está "a la deriva", aunque la situación fue aclarada por Gomila en declaraciones a "Equipo de Radio". 

"Salimos el 3 de marzo, antes de que la situación llegara a este extremo, junto a un contingente de 500 personas que hacían este viaje desde Argentina para volver a sus raíces en Italia y España. Al llegar a Europa, nos encontramos con que puertos italianos y españoles fueron prohibiendo el ingreso de cruceros, y se evaluaron otras opciones, pero no estamos a la deriva" explicó el sampedrino. 
"Ahora vamos hacia el puerto en donde nos proponen el desembarco, que es Marsella, en Francia, al que llegaríamos el 19 de marzo" agregó. 
Hasta el momento, ninguno de los pasajeros ni los integrantes de la tripulación presentaron síntomas compatibles con el coronavirus. 
"Ayer, la empresa "Costa..." terminó el pedido de datos de los pasajeros. Volvemos por aéreos y teníamos vuelos por distintas aerolíneas. Informamos el lugar de destino y las características de 
cada persona" explicó.
Gomila explicó que trabajan junto a la Cancillería para la reprogramación de los vuelos. "Somos 500 argentinos italianos y españoles que hicimos este viaje para volver a nuestras raíces y tenemos ocho personas de la agencia de viaje. Hay otros que no están dentro de nuestro grupo y están con un nivel de presión emocional muy fuerte. Pero exigimos lo mismo: un corredor sanitario con un protocolo. Porque encontrar un puerto para no saber qué hacer no tiene sentido. La idea es bajar del barco solo cuando tengamos un vuelo confirmado". 
Gomila, al volver al país, no vendrá inmediatamente a San Pedro. "Al llegar, mi cuarentena es en Buenos Aires, y prácticamente tenemos una cuarentena de hecho porque salimos el 3 de marzo, cuando las condiciones estaban dadas y los puertos habilitados en todo el mundo. En este tiempo nadie ha presentado síntomas. Por lo tanto es un barco sano y por eso queremos preservarnos".