Investigan detalles del brutal asesinato de Ricardo Acosta

La investigación por el crimen de Ricardo Acosta, de 60 años, entró en una nueva etapa a partir de las declaraciones de testigos y el aporte de las pruebas recogidas por Policía Científica. 
Hasta el momento, los primeros datos indican que cuatro personas llegaron al lugar en un Volkswagen Surán azul oscuro. Dos de ellas descendieron simulando ser clientes que pretendían comprar pescado y abordaron a la víctima, que estaba sentada en la puerta de la casa. 

En el interior de la propiedad, lo ataron de pies y manos con una sábana y le cubrieron la boca con una campera de su nieta. La hija, de 33 años, esposa del conocido pescador Ramón López, también fue maniatada con sogas, sábanas y precintos. 
Hasta el momento no está claro si el objetivo inicial de los delincuentes era Acosta. Lo cierto es que lo golpearon en la cabeza con la culata de una pistola (presuntamente una 9 mm) hasta provocarle la muerte. La nieta, de 12 años, habría sido testigo presencial del homicidio, mientras su madre era encerrada en otra habitación con su bebé. 
Si bien no fue confirmado oficialmente, el botín incluye dos teléfonos celulares. Durante la revisión de la casa se habría encontrado dinero en efectivo que los ladrones no se llevaron. 


Foto La Radio 92.3 - Pablo Martínez