Fernando Bravo ovacionado por su discurso en los Martín Fierro (Video)

El sampedrino Fernando Bravo protagonizó uno de los grandes momentos de la noche en la ceremonia de entrega de los Martín Fierro de Radio.
Al recibir el premio por "Mejor conducción masculina" por su labor al frente de "Bravo.Continental" (que se emite por La Radio 92.3) brindó un discurso que fue ovacionado de pie por los presentes.

“Estoy, por supuesto, más que agradecido y reconocido a la gente de APTRA que me ha votado. Y estoy muy reconocido también a mis compañeros, que cotidianamente me facilitan la tarea con su trabajo realmente responsable, y al equipo de producción, que soporta con una gran profesionalidad el trabajo nuestro. Aquellos que piensen que la radio es un trabajo individual se equivocan, la radio es un trabajo coral”, comenzó.
La situación de quienes trabajan en las radios fue uno de los puntos centrales de su alocución: "Aquellos que tenemos la posibilidad de lucirnos frente al micrófono tenemos que saber, entender y apreciar el valor de la gente que nos acompaña y de la gente que está atrás. La gente que a veces no pasa los mejores momentos en la radio. Porque nosotros, los independientes, desde que nacimos hasta que llegamos a esta profesión, tenemos la posibilidad de elegir con quién queremos trabajar y quiénes son nuestros patrones. Pero hay mucha gente, personal de planta, periodistas, locutores de turno, que no tienen la posibilidad de elegir con quién trabajar”.
Bravo remarcó que los medios "a veces caen en manos de empresarios inescrupulosos, adeptos a la pauta oficial generosa, que llegan y son oportunistas de los medios". En tal sentido, aspiró "a que en los tiempos futuros nuestra radio quede fortalecida, que lleguen empresarios con vocación de servicio para armar una radio como este país se merece, y que los oportunistas se queden en sus casas”.
Además, instó a que "no busquen en la radio hacer un negocio fácil, porque ya sabemos lo que pasa cuando eso sucede, y ya sabemos lo que pasa con los laburantes de la radio cuando eso sucede".
Finalmente, recordó que es locutor desde el año 1968. "Clamo por ellos, clamo para que sean respetados en su tarea de locutores, para que una cara bonita, o cinco minutos de fama, no les quiten laburo”.
Frente a una cerrada ovación, y tras exhibir su premio, concluyó: "Y a las radios, que a veces evitan colocar locutores en los turnos que corresponden, que no se hagan las distraídas. Esta profesión la tenemos que defender, por Nora Perlé, que hoy luce 60 años de trabajo, por Luisito Albornoz, una de las grandes voces que tiene la radio, y por todos los locutores que se pelan la frente estudiando tres años para que después alguien ilegalmente le quite el lugar”.