"Alguien se quedó con 200 cuadras de asfalto en el bolsillo"

Ramiro Tissera, candidato a Senador por la Segunda Sección Electoral, participó hoy de la inauguración del local partidario del Frente de Izquierda y los Trabajadores - Unidad.
El espacio, desde el que llevarán adelante la campaña, está ubicado en Mitre 2021.
"Vengo haciendo un trabajo a nivel seccional. Soy docente en el partido de Tigre pero la idea es la instalación del Frente de Izquierda frente al cuadro de ajuste" expresó, en conferencia de prensa.
A modo de ejemplos, expresó que "en Baradero hay una situación terrible en la zona industrial, en Bío Ramallo, que tiene una ganancia extraordinaria, despidieron a 28 personas, para pasarlos del convenio aceitero al petrolero".

El candidato a legislador consideró que se trata de "un ejemplo de lo que quieren para aplicar la reforma laboral, y tenemos que prepararnos para la profundización del ajuste y de la crisis".
Tissera expresó que "la principal pelea en la provincia de Buenos Aires es el ingreso de uno o dos Diputados Nacionales, porque tenemos que preparar el terreno de intervención ante el ajuste que se viene".
El referente seccional anticipó que, en un eventual escenario de ballotage, volverán a votar en blanco. "Ha sido una virtud el voto en blanco de 2015. Scioli ni apareció en este tiempo, y cuando lo hizo fue para acompañar las políticas de ajuste. Incluso Alberto Fernández en ese momento llamó a votar en blanco, siendo que él representa a la clase empresaria y venía de la UCD".
Por su parte, el precandidato a Intendente Ademar Marabert formuló duras críticas al gobierno local. "El que hoy está gobernando se impuso por el mal gobierno anterior, en donde teníamos la carpa frente al Hospital porque a los trabajadores no se les pagaba. Ahora los están apretando porque si no, los despide. La reforma laboral la están llevando adelante Cecilio Salazar y su comitiva".
Marabert tambíen cuestionó el plan de pavimentación: "Se siguen inundando, hicieron una carpeta asfáltica sobre lo que estaba, sin una red pluvial, y cuando llueve quedan como en la edad media, faltan los cocodrilos en los zanjones. Echan la culpa a que la gente tira colchones, pulóveres o cámaras. Nunca puede haber eso en una red pluvial o cloacal. Porque nadie puede tirar unc colchón por un inodoro o una boca de tormenta. Le están diciendo a los vecinos que son los culpables y es el Estado. Estamos siempre un poquito para atrás".
Por último, consideró que hubo irregularidades en la construcción: "El espesor del asfalto es tan poco que en muchos lugares está roto, porque además no tiene cordón cuneta. En lugar de los 6.15 que tiene que tener de ancho tiene 4 y en algunos lugares menos. Están robándole por cada manzana 2 metrs de ancho a todas las calles. En lugar de 400 manzanas podrían haber hecho 600. Alguien se está quedando con 200 manzanas en los bolsillos".