Le robaron el caballo, lo recuperaron, y desapareció del corralón

Lorena Ibarrola y su familia fueron víctimas de una sucesión de episodios delictivos de características insólitas.
El 9 de Febrero, un caballo picaso zaino que les pertenece, y que acompaña a una joven de 22 años que tiene dificultades motrices, fue robado por dos delincuentes, en el barrio 150 viviendas.
El animal fue secuestrado por la policía cuando los ladrones, de 19 y 20 años, fueron aprehendidos en Bozzano y 11 de Septiembre, tras asaltar a dos mujeres.
Los damnificados reconocieron el animal por las publicaciones en los medios y se dirigieron a la Comisaría para reclamar por su devolución. Si bien en primera instancia les dijeron que ya lo habían restituido a sus dueños, finalmente una presentación en la Fiscalía les permitió saber que el caballo estaba en el corralón.
Sin embargo, cuando fueron a retirarlo, no estaba, y no hubo explicaciones convincentes. En principio, lo habrían robado junto con otro animal que estaba secuestrado.
Lorena indicó a "Equipo de Radio" que desde la Fiscalía le respondieron que la responsabilidad es del Municipio, y que a sus autoridades deben ir dirigidos los reclamos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ah..,bueno. Un bien, llámese inmueble, mueble o semoviente como en este caso, a partir del momento que entra en la órbita del sistema judicial debe tener custodia hasta que se haga entrega a su propietario. Alguien tiene que responder, de manera coherente, sobre lo ocurrido. Y NO estamos hablando de un bien que se puede reponer fácilmente, como es, por dar un ejemplo, una bicicleta, un auto, etc.; acá estamos hablando de un animal que evidentemente ha sostenido con sus propietarios un vínculo afectivo.
Anónimo ha dicho que…
Que se puede esperar de los encargados de brindar seguridad si andan sacandose fotos en lugar de estudiar como parar semejante ola de delitos en la ciudad y seamos realistas no se preocupan de las personas menos de un animal