Operativo por venta de drogas: dos detenidos y secuestro de marihuana

Foto Pablo Martínez - La  Radio 92.3.
Personal de la Delegación Departamental de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas realizó anoche un allanamiento en un domicilio de Benefactoras Sampedrinas al 500, casi esquina Saavedra.
La investigación, a cargo del Dr. Marcelo Manso, comenzó en el mes de marzo, con un llamado anónimo al servicio 911.

Una tarea de campo que incluyó secuencia de fotos, seguimientos y declaraciones testimoniales permitió probar que en ese lugar se comercializaban estupefacientes.
El informe de la policía deja constancia de que en ese lugar se vendían drogas "de manera indiscriminada durante todo el día y con mayor frecuencia a medida que avanzaba la noche".
Secuestraron 54 envoltorios con 112 de marihuana, recortes de nylon, papelillos y 3.295 pesos.
Dos hombres de 52 y 28 años (padre e hijo) fueron detenidos cuando intentaban escapar por una puerta trasera. Éste último, Jonathan Julio "Mayonesa" Coughlin, había sido detenido durante los operativos del año 2017 por los que también fueron a la cárcel otras 10 personas. La particularidad del caso es que, al momento de aquellos procedimientos, vendía drogas en su casa mientras gozaba del beneficio de la prisión domiciliaria.
Como dato complementario, mientras finalizaba el allanamiento y cuando solo habían quedado efectivos de civil, se presentaron varios compradores, a los que también se tomó testimonio.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
mañana los largan no vaya a ser que queden presos el fin de semana y no puedan seguir trabajando.
Anónimo ha dicho que…
PARA QUE GASTARTE EN COMENTAR SOBRE TODO ESTO, SI TODO SIGUE SIEMPRE IGUAL
Anónimo ha dicho que…
Gua que gran operativo que risan que dan en el barrio malvina esta el transa que salio hace poco de estar preso y ese es el que manda al frente alos otros transas a pero a ese transa no porque trabaja para los mismo que todos saben san pedro pueblo de los transas
Anónimo ha dicho que…
La operatoria policial, bien; la policía hace lo suyo. El gran problema acá, es lo posterior, es decir, la participación del sistema judicial. Esta gente queda libre enseguida, y a las pocas horas están haciendo la misma actividad. Por tanto, se produce un dispendio de recursos que no tiene sentido alguno. A todo lo que se hace le debemos encontrar sentido, y estos procedimientos no lo tienen, al menos en la segunda etapa, cuando se debe castigar a estos criminales que están envenenando a la sociedad; no a toda, obviamente, sino a los frágiles, a los vulnerables, a los descerebrados, y a los propios criminales que consumen para tener el valor que no tienen para encarar un trabajo honesto. Lo mismo está ocurriendo con los menores, ¿que sentido tiene que se disponga la entrega de estos a sus progenitores, después, y en forma inmediata de haber cometido un delito? cuando todos sabemos que es en el propio hogar donde la mayoría de las veces han hecho el "aprendizaje".